HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Publicidad-Regionales

Publicidad-R360LB1

Detectan hurto de energía en una clínica

La lucha contra el robo de energía continúa su avance en Barranquilla, Santa Marta, Riohacha, diferentes municipios e inclusive en zonas rurales de Atlántico, Magdalena y La Guajira en donde de manera permanente se detectan casos de manipulación de redes y equipos de medida.

Como parte de estas acciones, un equipo de técnicos especializados de la empresa Air-e detectaron una irregularidad en los cables de alimentación de los transformadores de corriente de un predio que aparece registrado en el sistema comercial de la compañía como Clínica Santa Mónica en el norte de Barranquilla.

Durante la inspección técnica a la clínica ubicada en la carrera 44 N. 70-135 se encontraron perforados y “puenteadas” las señales de corriente, lo cual impide que el medidor opere de manera correcta para evadir el pago del consumo real de energía.

La clínica cuenta con equipos de ventilación, refrigeración y un sin número de elementos eléctricos para la atención de pacientes. Sobre el caso, se estima que la energía dejada de facturar mensualmente es del orden de los 32 millones de pesos, afectando adicionalmente el pago de la contribución.  Con esta situación irregular, la clínica estaba dejando de facturar aproximadamente un 50% de su consumo.

CASOS DE CONEXIONES IRREGULARES

En sectores de Barranquilla técnicos de Air-e encontraron nuevos casos de conexiones eléctricas irregulares en reconocidos restaurantes ubicados en la zona norte.

Una situación ilegal en el uso del servicio eléctrico se registró en la carrera 60 con calle 68, donde funciona el Restaurante Lamar Pescados y Mariscos. Se encontró equipo de medida manipulado que, de acuerdo con lo estimado por la compañía, se trata de una pérdida económica por más de $5 millones mensuales. Con este delito se evade el pago real de impuesto de contribución.

Otro caso corresponde al establecimiento comercial ‘Las Rocas del Mar’ en la carrera 56 con calle 68. En el restaurante, el personal técnico encontró un medidor electrónico perforado con el que se evadía el consumo real de la energía. En consecuencia, se proyectó un consumo no facturado de 6233 KWh/mes por valor de 9 millones 800 mil pesos, afectando también el pago de la contribución.

De acuerdo con el gerente de Servicios Jurídicos de Air-e, Fermín de la Hoz las acciones en contra del robo de energía continuarán para así acabar con esta problemática que no solamente afecta a la empresa sino también a la prestación del servicio como tal.

“De la mano con las autoridades estamos ejecutando las acciones respectivas frente al delito de Defraudación de Fluidos. Confiamos de manera paralela que sigan avanzando los procesos penales sobre este particular y se aplique todo el peso de la ley a los que roban energía”, dijo.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más