HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Malestar en la Asamblea del Magdalena por cupo de endeudamiento aprobado para inversión

La reciente aprobación de un proyecto que permite al Departamento del Magdalena endeudarse ha generado un profundo malestar entre los miembros de la Asamblea Departamental. La votación, que tuvo lugar en las últimas horas, ha desatado una ola de críticas y preocupaciones sobre las posibles repercusiones económicas y sociales de esta decisión.

El proyecto, que autoriza al Departamento a adquirir una deuda por $300.000 millones de pesos, fue aprobado con una ajustada mayoría. Según el gobernador Rafael Alejandro Martínez, esta medida es necesaria para financiar importantes proyectos de infraestructura y desarrollo social que buscan mejorar la calidad de vida de los magdalenenses. Sin embargo, varios diputados han manifestado su oposición, argumentando que el endeudamiento podría comprometer la estabilidad financiera de la región a largo plazo.

Durante el debate en la Asamblea, los opositores al proyecto expresaron sus dudas sobre la capacidad del Departamento para manejar una deuda de tal magnitud. “Según los datos proporcionados por el departamento a través del sitio web de la Contraloría General, queda evidenciado que no cuenta con la capacidad financiera para asumir una deuda de 300 mil millones de pesos. Se ha constatado claramente la irregularidad, ya que se detectó una manipulación inicial en los registros de los ingresos corrientes, los cuales fueron aumentados de manera injustificada de 186 mil millones de pesos a 290 mil millones. Es probable que se hayan incluido ingresos que no estaban destinados a cubrir deudas», afirmó la diputada Marta García.

“El proyecto de ordenanza no cumple con los indicadores de endeudamiento y viola los parámetros establecidos por la Ley 358 de 1997, que regula las operaciones de crédito público. La diputada Marta García señaló que, por ejemplo, existe un indicador llamado de solvencia que, según la ley, no debe superar el 60%. Aunque presentaron un valor menor, al revisar la información se evidenció que habían reducido el monto de los intereses a pagar en el año vigente, de 26,000 millones de pesos a 15,000 millones”, señaló el diputado Edward Torres.

Y puntualizó: “Además, aumentaron los ingresos proyectados, que eran aproximadamente 190,000 millones, basándose en la inflación, cuando en realidad el año pasado fueron 165,000 millones. De esta manera, inflaron los ingresos a 290,000 millones, lo que llevó a que el indicador real superará el 100%. Incluso usando los datos de la Gobernación, el indicador ajustado supera el 74%. Esto demuestra que el proyecto no cumple con los requisitos. Además, en el indicador del saldo de la deuda también se observan violaciones, ya que consideraron solo el valor del primer desembolso en lugar del total del cupo de endeudamiento”.

Por su parte, los defensores del proyecto subrayaron la necesidad urgente de inversiones en infraestructura, educación y salud. ““Estamos en condiciones de obtener el crédito que el departamento requiere con tanta urgencia. Las obras realizadas han contribuido a una disminución del 12% en la pobreza multidimensional en Magdalena, lo que demuestra que se ha mejorado la calidad de vida de los habitantes del departamento con acceso a agua potable, saneamiento básico, educación, vías, empleo, entre otros. Sin embargo, nuestro departamento necesita aún más, más universidades, colegios, vías, empleo y dignidad. Los recursos deben llegar y las obras deben llevarse a cabo, porque Magdalena lo necesita», aseguró el diputado Rafael Noya.

De acuerdo con el gobernador la deuda será manejada de manera transparente y eficiente. «Estamos comprometidos con el desarrollo sostenible del Magdalena. Este endeudamiento es una herramienta para alcanzar objetivos fundamentales para el progreso del Departamento», declaró ante la prensa local.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más