HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Salud y Educación, dos ministros al banquillo

Durante el debate de control político en la Comisión Primera del Senado de la República sobre la salud de docentes del sector público, el presidente de la Fiduprevisora aseguró que, del total de IPS del país, el 44% está en el banco de proveedores del FOMAG.

En el debate participaron el ministro de Salud, Guillermo Jaramillo; la ministra de Educación, Aurora Vergara, y el presidente de la Fiduprevisora, Jhon Marin, así como delegados de de la Procuraduría General de la Nación y del sindicato de la docencia, Fecode.

El debate fue citado por el senador David Luna, buscando aclarar cómo se han adelantado los procesos de cambio en el sistema de salud del magisterio hasta ahora y qué acciones se han tomado para resolver el gran número de quejas que se han producido.

 

Una de las interrogantes presentadas por el senador Luna se refirió a la falta de contratos firmados por prestadores de salud, característica que explica por qué usuarios han remitido quejas por inconvenientes para acceder a los servicios.

Tanto la ministra de Educación como el presidente de la Fiduprevisora manifestaron que la manera en que se desarrolla parte de la contratación es por medio de cartas y acuerdos de atención firmados alrededor del primero de mayo, fecha en que comenzó a regir el nuevo modelo.

Las cartas funcionan de manera vinculante en el FOMAG y, aunque tienen un período de vencimiento para finales del mes de junio, las autoridades expusieron que se están adelantando procesos para integrar a todos los prestadores en estas condiciones por medio de contratos legales.

Otra de las inquietudes que presentó Luna fue si existía en realidad un plan de contingencia que ayude a resolver todas las quejas que han recibido por parte de las maestras y los maestros alegando una ineficiencia en materia del préstamo de los servicios de salud del nuevo modelo.

Sobre esto, la ministra Vergara sostuvo que sí existía un plan de contingencia y uno de transición. La estructuración del nuevo modelo de salud, insistió Vergara, no se llevó a cabo de manera “improvisada”, pues las discusiones al respecto datan de finales del año anterior.

“Desde antes del lanzamiento del modelo se trabajó en un plan de contingencia, en el cual estamos trabajando desde el primero de mayo, y el cual especifica acciones para atender esta situación”, manifestó la jefa de la cartera de la educación.

Los directivos pioneros en este nuevo modelo de salud para el magisterio indicaron que uno de los principales aspectos en el que se ha visto un “cuello de botella” es en «la desinformación», pues en muchos casos los prestadores de la salud y las IPS vinculadas no saben cómo actuar según la nueva normativa y el manual tarifario.

Según el presidente de la Fiduprevisora, actualmente hay 792 IPS públicas con manifestación de interés y 214 privadas con contrato firmado, además de 86 privadas que están en proceso de firma y 35 pendientes de acogerse al nuevo mecanismo de salud.

Esas cifras equivaldrían al 44% de las IPS que hay en el país. Además, Marin señaló que existe una cobertura en el 95.4% de los municipios del territorio nacional.

Por su parte el ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, declaró que el nuevo sistema no se impuso de manera arbitraría, pues obedece a una serie de exigencias que ha presentado el magistrado desde hace más de «un lustro».

“Buscar un cambio ha sido una solicitud incesante durante muchos años. Los docentes han reclamado sus derechos, por ejemplo, en la precariedad del servicio de salud”, afirmó Jaramillo.

Asimismo, dijo que desde la estructuración del nuevo sistema, integrantes del Fecode han estado constantemente presentes en las reuniones que se han dado con el fin de aclarar el cambio./Colprensa

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más