HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Atracaron a un grupo de padres de familia

Varios menores corrieron desesperados y con miedo, luego que los atracadores realizaron algunos disparos.

La inseguridad de Santa Marta volvió a atentar contra los niños, luego que sujetos armados llegaron hasta la cancha de Curinca, donde se desarrollaba un torneo de fútbol infantil y robaron tanto a espectadores como deportistas.

Según testigos, en medio de un partido, alrededor de tres hombres arremetieron contra varios padres de familias que se encontraban en las gradas, amenazándolos con armas de fuego para robarles sus pertenencias.

En medio de la situación, un adulto habría forcejeado con algunos de los delincuentes para evitar ser robado, por lo que fue intimidado siendo apuntado con una pistola a la altura de la cabeza y lo que generó que un menor de edad se interpusiera ante el peligro que corría su padre. Tras la violencia tuvieron que entregar sus objetos de valor.

“El momento fue horroroso, un delincuente le decía de manera alterada a su compañero que estaba armado que le disparara y matara al padre de familia. Nosotros no sabíamos qué hacer ni cómo reaccionar”, manifestó un habitante, que se encontraba en el lugar de los hechos.

Posteriormente, los delincuentes se dispusieron a huir en motocicletas haciendo varios tiros al aire para no ser perseguidos por la comunidad, lo que ocasionó que varios niños se alterarán y corrieran por el lugar ante la peligrosa escena.

Hasta el sitio, tras varios minutos de lo ocurrido, llegaron unidades de la Policía, sin embargo, ya los delincuentes se habían escapado con dinero en efectivo y artículos de valor como celulares, cadenas de oro, implementos deportivos, entre otros.

Por lo anterior, la comunidad hace un fuerte llamado a las autoridades para que aumenten el pie de fuerza en este sector, resaltando el peligro que corren los niños y la amenaza que se vuelve para el deporte este tipo de acciones delictivas.

“Es muy triste ver el daño que le hace la inseguridad a nuestros niños, muchos vinieron a recrearse, pasando un rato agradable con sus familiares y terminaron viviendo una pesadilla, acompañada por los llantos. Así no son las cosas, es momento que las instituciones distritales se apersonen de este problema y cuiden también del deporte”, puntualizó un técnico de una escuela de fútbol.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más