HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

´El asesinato de mi esposo fue crimen pasional´: Tana George

Tras efectuarse la captura del empresario Allan Scalzo el pasado fin de semana en medio de un operativo llevado a cabo por las autoridades en un  apartamento del edificio Punta Betín, como  presunto autor intelectual de la muerte del ganadero Haled Saghair, su esposa y familiares dijeron que ´la justicia tarda, pero se hace justicia´.

En un reportaje para el programa matutino ‘Actualidad Noticiosa’ de la emisora RADIO HOY.CON, Tana George Díaz, esposa del desaparecido Haled Saghair, expresó sentirse aliviada por la captura de quien sería el presunto autor intelectual del homicidio de su esposo, teniendo en cuenta quién sería el faltante, ya que tres hombres, entre ellos los dos sicarios y un intermediario, pagan por este crimen.

“Sabíamos que esta noticia estaba más cerca de lo que pensábamos y bueno, con algo de tranquilidad, que por fin llegó la justicia esa que tanto anhelamos, buscamos y soñábamos hace cinco años por mis hijos por mi familia por su familia” dijo en tono sereno pero valeroso Tana George.

La joven viuda contó además que desde el primer momento tanto ella como su familia, tuvieron la certeza de que esta persona si fue el determinador del asesinato de su pareja, confirmando lo que bien se ha conocido en medio de las investigaciones, que Allan Scalzo se escondía detrás del nombre de Vicente Oliva Gómez, al parecer para despistar a las autoridades.

En medio de la tristeza que aún la embarga y que el tiempo parece atizar aún más por la ausencia de su marido, Tana recordó cómo han sido para ella y sus hijos tener que vivir con la ausencia de Haled, que aunque con la resolución de este caso pueda dar un poco de tranquilidad, no deja de causar impotencia al tener que mirar a sus hijos a los ojos y tener que explicarles que su padre ya no está.

“Da impotencia mirar a esos niños a los ojos y explicarles que su papá no va a volver, con la ilusión que ellos tienen en su corazón, tantas preguntas que ellos buscan y ¿por qué no va a volver? ¿Por qué no volvió a jugar fútbol con nosotros? y en el parque del conjunto, donde vivimos están todos los papás jugando con sus amiguitos y ¿por qué mi papá no? Y hasta psicóloga me ha convertido Dios para explicarle a estos niños inocentes de la mejor manera todo lo acontecido y lo que tienen que afrontar sus vidas” contó la viuda de Haled Saghair.

NO SIENTO TEMOR

Tana además aseguró que luego de perder a su esposo nunca ha sentido temor de lo que pueda pasar, sin embargo contó que constantemente se encontraba a Allan Scalzo en diferentes lugares públicos que ambos frecuentaban como bancos, restaurantes, centros comerciales y hasta en el colegio de sus hijos, donde también estudian los hijos de quien hoy es acusado de ser el determinador de la muerte del empresario, sintiendo miedo por la mirada intimidante y arrogante de este sujeto, dijo.

“Me lo encontraba en muchas ocasiones siguiéndome yo dejando a mis hijos en sus terapias psicológicas y bueno, la mirada de este hombre era una mirada arrogante total como si nada hubiera hecho, me hacía sentir miedo a mí y lo lograba porque yo sentía miedo, queriendo hacer como si nada y despistando a la gente, la cual llegaba donde mi a comentar cosas y bueno ahí está la respuesta para los que desconfiaban de la justicia” relató con seguridad Tana George.

CRIMEN PASIONAL

Con mucha sensatez Tana George, confirmó lo que bien se ha dicho en el curso de las investigaciones sobre los posibles móviles de la muerte de su esposo, los cuales indican que todo aducía a una venganza por una relación extramatrimonial entre Haled Saghair y Martha Olarte, esposa de Allan Scalzo, acusado de ser el autor intelectual del homicidio.

“Está establecido, está confirmado que el motivo del crimen de mi esposo es un crimen pasional. Mi esposo mantuvo una relación extramatrimonial con su esposa y ese es el único motivo y argumento por el cual pasaron los hechos no hay ningún otro motivo” relató la viuda de Saghair.

LOS CONDENADOS

Sobre los responsables y quienes ya pagan condena por este crimen Tana desmintió de que en algún momento expresaran arrepentimiento hacía ella o su familia por el asesinato de su esposa, por el contrario indicó que si bien inicialmente dieron nombres propios de quien hoy está capturado y su esposa, tras la legalización de la captura se retractaron, dejando sin validez esa versión.

Sin entregar más detalles del caso, por temor a interrumpir el curso de la investigación, George Díaz, prefirió ser prudente, manifestando que  de eso se encarga un equipo investigativo que sigue recopilando más detalles junto a los ya hallados para lograr que sea condenado el empresario Allan Scalzo y pague por el crimen de esposo.

Pese a que tuvieron que pasar cinco eternos años para que Tana y su familia vieran como la justicia empieza a encaminarse con la captura del autor intelectual, asegura que siempre confió en que esta llegaría, aunque también expresó sus agradecimientos a su abogado Alfredo Gómez Quintero, quien ha sido pieza fundamental en todo este proceso.

“Nunca, nunca desconfíe de la justicia jamás siempre fui una confiada de Dios que se iba a hacer justicia que teníamos todo el material probatorio, siempre fui una convencida que las cosas no estaban frenadas, que la justicia trabaja como Dios en silencio (…) Somos afortunados de tener a Alfredo como abogado siempre nos ha dado una seguridad plena desde el comienzo desde el comienzo nuestro querido” dijo la viuda satisfecha por cómo avanza el caso.

Ahora, Tana George, viuda de Haled Saghair, espera al igual que la familia de su esposo, que el caso llegue a un buen término, teniendo en cuenta que ya se realizó la legalización de captura y mañana miércoles se realizará la audiencia de imputación de cargos y la respectiva solicitud de medida de aseguramiento en contra del supuesto autor intelectual del crimen del empresario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más