HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Ofrecen $50 millones por asesinos de Policía

El director Nacional de la Policía, general William Salamanca, dijo que se eleva a 50 millones de pesos la recompensa a quien entregue información certera que conlleve a la captura de los asesinos del patrullero Jaider Gregorio Amador Qussep, que lo atacaron a bala en plena vía pública de la calle 94 con carrera 4A, barrio San Luis, al suroccidente de Barranquilla.

En principio el comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, brigadier general Herbert Benavidez, había anunciado: “en coordinación con la Alcaldía Distrital, se ha dispuesto de hasta 30 millones de pesos de recompensa por información que nos conduzca a información para el esclarecimiento de estos hechos”.

Entre tanto, el general William Salamanca, director Nacional de la Policía, la noche de este viernes 17 de mayo dijo en Cartagena que. “se ha ofrecido una recompensa de hasta 50 millones de pesos a quien dé información sobre el paradero de esta persona”.

El general Salamanca lamentó el hecho donde fue asesinado el patrullero Jaider Gregorio Amador Qussep. “Lamentamos mucho el asesinato de nuestro patrullero en Barranquilla, un saludo solidario con su familia y con la Policía de Barranquilla. Ya evaluamos con el comandante de la región los hechos. Hay unos indicios importantes de pistas que nos pueden llevar a dar con la captura del autor material e intelectual”.

Corroboró el anuncio hecho por el brigadier general Herbert Benavidez, en el sentido de que desde se conoció del hecho se conformó un grupo especial de investigación para esclarecer los hechos.

“Aquí se dispuso por parte del propio general Benavidez de un equipo especial de inteligencia y de Policía Judicial y cualquier información que la comunidad tenga será de gran ayuda”, terminó diciendo el general William Salamanca.

Entre tanto, se ha conocido que el patrullero Amador Qussep había pertenecido a la Dirección Nacional de Antinarcóticos y que había sido separado en el año 2020, que lo había hecho por la falta de transparencia en su trabajo, pero que no tenía ninguna investigación en su contra.

Además, que era dueño de un picó, con el que hacía bailes en diferentes barrios de Barranquilla y municipios pertenecientes al área metropolitana.

En principio se dijo que la víctima vivía en el barrio San Luis, donde fue atacada la mañana de este viernes 17 de mayo, pero se aclaró que estaba visitando a una hermana y que su lugar de residencia es el barrio Miramar, al norte de la capital del Atlántico./Colprensa

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más