HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Murió joven herido por bala perdida en atentado a samario

El atentado sicarial ocurrido el pasado 10 de mayo, en el barrio Ciudadela 20 de Julio, en el sur de Barranquilla, se convirtió en masacre tras el deceso de Camilo José Miranda, de 21 años, quien resultó herido por una bala ‘perdida’. En este mismo suceso violento, dos personas fueron asesinadas en el lugar, uno de estos, un hombre oriundo de Santa Marta.

Según se conoció, Camilo se encontraba laborando como barbero en una peluquería de la calle 47 con carrera 6 Sur, cuando llegaron hombres armados disparando. En medio del ataque el joven salió corriendo del lugar pero fue alcanzado por una bala que lo impactó en la espalda. Miranda fue auxiliado y llevado al Paso Ciudadela 20 de Julio y posteriormente remitido a la clínica Santa Ana donde falleció la madrugada de ayer.

En el lugar de los hechos quedaron tendidos Laura Angélica Vides, de 30 años; y Leonardo Martínez Gaitán, de 28, oriundo de Santa Marta. Ambos fallecieron en el acto.

El hecho de sangre ocurrió frente a una barbería donde trabajaba Camilo José, cuando las víctimas se encontraban conversando en la terraza de un domicilio, y aparecieron sujetos que viajaban en una moto, sin mediar palabra dispararon indiscriminadamente, causándole la muerte a Martínez Gaitán y Casanova Vides.

En entrevista, la pareja del samario asesinado contó que, “Él era tatuador, apenas el día anterior lo habían contratado y el viernes le estaban poniendo la mesa para poner las máquinas ahí. Él tenía dos hijos pero no conmigo, vivía aquí mismo en el barrio. Me enteré de que lo habían asesinado porque un amigo me mostró una foto”.

Sobre los hechos, la mujer indicó en su momento: “Leonardo no conocía a esa muchacha, como que la fueron a matar a ella, Leonardo y el otro muchacho cuando vieron que le iban a disparar a ella corrieron y les dieron, ellos no tenían nada que ver con ella”, puntualizó.

Dos de las víctimas quedaron en las terrazas de viviendas del sector mientras que el lesionado fue auxiliado por la comunidad que en ese momento escucharon las detonaciones de arma de fuego, y lo trasladaron en un vehículo a la urgencia del Paso Ciudadela 20 de Julio, donde permaneció recibiendo atención especializada hasta ayer que se confirmó su muerte.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más