HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Policía atribuye a un ´ajuste de cuentas´ el triple crimen

El número de masacres en Colombia ascendió a 22 luego de que se registrara el triple homicidio perpetrado presuntamente por miembros del Clan del Golfo que segó las vidas de los hermanos Hermys y Ladimir Arias Cáñamo, de 31 y 27 años, respectivamente, y de una joven identificada como Sorel Estela Pino Molina, de 24, en hechos ocurridos en horas de la madrugada en el corregimiento de El Horno, en jurisdicción de San Zenón, sur del Magdalena.

El coronel Javier Alberto Duarte Reyes, comandante de la unidad policial explicó que una de las líneas investigativas que manejan por el crimen de los hermanos y la esposa de este último, es un tipo ajuste de cuentas en el territorio. “Se puede establecer que este hecho delincuencial obedece a un ajuste de cuentas en el territorio. Conocemos sí, que hay estructuras que delinquen en el territorio, pero informales también que la Policía lleva este año un récord de 32 acciones ofensivas directas contra estos delincuentes. Justamente el día domingo nos enfrentamos a una de las estructuras, donde de la misma manera abatimos a uno de sus integrantes”.

Ante estos hechos, el alto oficial también reportó que la acción fue perpetrada por sujetos que “aparentemente llegaron en motocicletas  y con uso de armas de fuego habrían buscado  a uno de los integrantes de esta familia. Posteriormente en medio de esta actividad delincuencial se genera la muerte del otro hermano y la esposa”.

Mientras la Fiscalía y los cuerpos de inteligencia indagan sobre las posibles causas de esta masacre registrada en el corregimiento El Horno, el Gobierno municipal, en concurso con las fuerzas de seguridad, se reunieron al final del día para implementar las medidas que permitan aclimatar el ambiente de tensión y violencia que se vive en esta zona del departamento.

Frente a los hechos, el coronel Duarte Reyes, ordenó el traslado del jefe operativo de la institución, así como de unidades de la Sijín y Sipol, con el fin de esclarecer el suceso y colaborar con la Fiscalía General de la Nación para identificar a los responsables. “La Policía tiene sus especialidades en el territorio, y lo que tenemos es que involucrar a la comunidad en su seguridad también. Las acciones que hemos desarrollado han sido gracias a la comunidad, volvemos a invitar a la comunidad a que apoyen a la fuerza pública para que estos grupos ilegales no ingresen al territorio”, enfatizó el coronel.

Los investigadores a cargo fueron claros en señalar que en el proceso de investigación se está recopilando la información pertinente, verificando si una de las víctimas pertenecía a una estructura criminal que delinque en esta zona del Magdalena.

RECOMPENSA

Luego de la masacre ocurrida en San Zenón, Magdalena, en la que perdieron la vida tres personas de un mismo núcleo familiar, las autoridades convocaron al final de la tarde un consejo de seguridad extraordinario en el municipio para tomar decisiones acordes a la situación de inseguridad de los habitantes de la localidad y sus alrededores.

El alcalde municipal José Luis Méndez Becerra acordó algunas medidas para apoyar la investigación adelantada por el Comando de Policía del Magdalena y la Fiscalía sobre la masacre y, a su vez, brindar tranquilidad a la comunidad.

En dicha reunión de seguridad se ordenó al Comandante Operativo desplazarse de inmediato al lugar de los hechos con todas las capacidades de Inteligencia, Investigación Criminal y Fuerza Disponible del Distrito 4 de Policía. Su intervención tiene como objetivo esclarecer los acontecimientos y colaborar con la Fiscalía General de la Nación para identificar a los responsables.

Se habló de un “ofrecimiento de recompensa para aquellos que proporcionen información que facilite la investigación y conduzca a la captura de los perpetradores”. Una planificación de patrullajes conjuntos entre el Ejército Nacional y la Policía Nacional, intensificando la presencia en el territorio; Intervención inmediata con servicios de inteligencia e investigación criminal en el área afectada y la emisión de decretos para la restricción a la circulación de motocicletas con parrilleros, y establecer horarios de funcionamiento para los negocios abiertos al público.

Recordemos que el múltiple homicidio tuvo lugar en una humilde vivienda, cuando las víctimas se encontraban descansando y según la información entregada por habitantes de la zona, llegaron pistoleros en moto que les dispararon mientras dormían.

Los hermanos, y la pareja de uno de estos, eran oriundos de Santa Cruz de Mompox, población cercana a San Zenón, y quedaron en habitaciones diferentes sobre el colchón donde descansaban, pues no tuvieron tiempo de reaccionar.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más