HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Por poco lo matan de un ladrillazo

El atacante fue capturado por la Policía y confesó que lo contrataron para cometer el crimen.

En hechos que son materia de investigación por parte de la Policía Metropolitana de Santa Marta, un hombre por poco es asesinado a golpes con un objeto contundente en medio de un acto violento ocurrido el fin de semana en el perímetro urbano de la ciudad. El presunto victimario fue capturado en una rápida reacción de la Policía.

El afectado reportado como Ignacio Ortegón Jiménez, oriundo de Bogotá y de profesión taxista, según la información que entregó a las autoridades, se encontraba en un parqueadero del popular barrio Pescaíto, arreglando su vehículo y en ese momento fue abordado por un desconocido que lo atacó de espaldas con un ladrillo, causándole una herida a la altura de la cabeza.

Tras quedar malherido en el suelo, allí fue nuevamente atacado por su agresor, quien rápidamente fue detenido por la comunidad que se percató de la situación y evitó que la brutal agresión tuviera un desenlace fatal.

Entre tanto, otros residentes del sector al escuchar los gritos dieron aviso a una patrulla de la Policía que logró la detención del sujeto que es señalado de causarle la grave lesión en la cabeza en medio de un intento de homicidio, el cual habría sido ordenado por un desconocido, según lo expresado por el sindicado a los uniformados.

Finalmente, el lesionado fue trasladada consciente a la Policlínica La Castellana, donde fue asistido por personal médico en turno, y una vez recibió el alta, por sus propios medios se dirigió hasta la Unidad de Reacción Inmediata URI de la Fiscalía para instaurar la denuncia formal por el delito de  tentativa de homicidio contra el agresor detenido en flagrancia.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más