HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

NACION-PUBLICIDAD

NACION-Leaderboard1

´Hemos superado el fenómeno de El Niño´

Se espera que La Niña llegue a Colombia entre octubre y noviembre de 2024, y su duración aún no se ha estimado con precisión.

El fenómeno de El Niño, que viene afectando al país desde hace un año, está llegando a su fin. En su lugar, se espera la llegada de La Niña, lo que traerá consigo cambios significativos en los patrones climáticos de Colombia. Así lo confirmó ayer Andrés Camacho, ministro de Minas y Energía, quien dijo: “¡Hemos superado el fenómeno de El Niño! Pasamos los meses con mayores temperaturas y con menos lluvias de nuestra historia en 5 décadas, aun así, sin un segundo de racionamiento de energía y con una preparación de más de un año, 35 sesiones de PMU y 50 acciones”.

Este anuncio se da en medio de los recientes resultados de un estudio de la Dirección de Investigaciones Económicas, Sectoriales y de Mercado, un área de investigación y análisis del Grupo Bancolombia, denominado ‘Al vaivén de los fenómenos climáticos: ¿Qué nos deja El Niño y qué esperar de La Niña?’, entrega algunos resultados del impacto de los eventos climáticos en la economía colombiana.

El Niño y sus efectos en el sector agropecuario

  1. Disminución de la productividad agrícola: los cultivos transitorios, como el maíz, el arroz, los tubérculos y las hortalizas, son los más afectados por la sequía asociada a El Niño. En Colombia, se han registrado reducciones en la productividad de hasta un 24%.
  2. Impacto diferenciado en cultivos perennes: en la zona norte del país, cultivos como el café y algunos frutales se han visto beneficiados por El Niño, con mejoras en la productividad de hasta un 10%. Sin embargo, en la zona caribe, el banano y la palma de aceite han sufrido caídas en su producción, del 12% y 24%, respectivamente.
  3. Afectación a la ganadería: la ganadería de leche y la acuicultura son las actividades pecuarias más impactadas por El Niño, con pérdidas en productividad de alrededor del 5% y 15%, respectivamente.

El Niño y sus efectos en el sector energétic

  1. Disminución de la generación hidroeléctrica: la principal fuente de energía en Colombia es la hidroelectricidad, que representa alrededor del 66% de la capacidad efectiva neta. El Niño reduce significativamente la cantidad de agua disponible para las centrales hidroeléctricas, lo que disminuye su capacidad de generación. En 2024, el aporte de energía hidráulica en la generación total pasó del 87% en abril de 2023 al 47% en abril del presente año.
  2. Impacto en los precios de la energía: el aumento de la generación térmica y la disminución de la oferta de energía hidroeléctrica provocan un aumento en los precios de la energía en bolsa. En Colombia, el precio promedio mensual de la energía en bolsa alcanzó un máximo de $1.024/kWh en octubre de 2023, un 200% más que antes de El Niño.
  3. Riesgo de racionamiento: los bajos niveles de los embalses, que en abril de 2024 alcanzaron el 28,6%, los más bajos en 25 años, aumentan el riesgo de racionamiento de energía. Sin embargo, las recientes lluvias han permitido aumentar los niveles de embalse al 34,4%, lo que disminuye sustancialmente la probabilidad de racionamiento.

La Niña y sus posibles repercusiones

  1. Aumento de las precipitaciones: se espera que las lluvias aumenten a partir de agosto-septiembre, lo que podría beneficiar al sector agropecuario, especialmente a los cultivos que se han visto afectados por la sequía de El Niño.

 

  1. Posibles inundaciones: sin embargo, el aumento de las precipitaciones también podría generar inundaciones, lo que afectaría negativamente a la agricultura y la infraestructura.
  2. Mejoras en el nivel de los embalses: las mayores lluvias también deberían contribuir a aumentar el nivel de los embalses, lo que mejoraría la situación del sector energético.

En resumen, tras el paso de El Niño, Colombia se prepara para la llegada de La Niña, fenómeno que traerá consigo un aumento en las precipitaciones.

El Niño se despide dejando un preocupante panorama en el país: con el nivel de los embalses en el 36 % de su capacidad; racionamientos de agua en la Sabana de Bogotá; afectaciones en más de 23.900 hectáreas de cultivos; y conflagraciones en más de 115 de bosques nativos.

¿Cuándo llegará La Niña?

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) anunció este viernes 10 de mayo que en los próximos meses el periodo de transición entre el fenómeno de El Niño y de La Niña.

“El Ideam destaca que existe una probabilidad del 69 % de que el fenómeno de La Niña se manifieste inicialmente entre julio y septiembre, evolucionando como el fenómeno predominante durante el segundo semestre del 2024″, señaló la entidad.

El Ideam resalta en la necesidad que se lleve a cabo la preparación necesaria en los próximos días con el fin de adoptar medidas preventivas ante posibles impactos vinculados con este fenómeno como: “lluvias intensas, inundaciones y deslizamientos de tierra”.

 

¿Cómo se manifestará el fenómeno de La Niña?

La entidad detalló que el fenómeno de La Niña tendrá una importante influencia en la segunda temporada de lluvias que se presenta en el país.

En ese sentido, explicó que se estima un incremento de las precipitaciones por encima de los registros normales, especialmente en las regiones Andina y Caribe.

Asimismo, este tendrá un impacto en la temporada de ciclones tropicales, “que se espera sea muy activa en este año, desde los primeros días de junio hasta el 30 de noviembre”.

“El Sistema de Alertas Tempranas (SAT) ha advertido sobre la vigilancia de esta transición climática y, por lo tanto, el instituto pide a las autoridades locales, organismos de socorro y comunidades estar preparados y tomar medidas preventivas para mitigar los posibles impactos adversos”, concluyó la entidad.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más