HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

NACION-PUBLICIDAD

NACION-Leaderboard1

Petro se va en contra de ponencia del CNE que pide su imputación: la califica de inconstitucional y de ‘golpe de Estado’

En su participación en el ‘Gobierno en los barrios populares’ en el Pozón, Cartagena, el presidente Gustavo Petro hizo duros comentarios frente a la ponencia en el CNE que busca imputarle cargos al mandatario por presuntas irregularidades en la financiación de la campaña del 2022. El mandatario calificó la acción de inconstitucional.
El presidente Petro comenzó su discurso asegurando que el «pueblo» tenía que decidir su dejaba «burlar el voto popular o no». «Hemos llegado a este momento, decían es que Petro habla carreta, paranoico, como el pastorcito mentiroso que anuncia y anuncia, bueno ya comenzó el golpe», aseveró.

«Tenemos que tener claridad que era muy difícil que en un país como Colombia se aceptaran las reglas del juego democrático», dijo el mandatario, que llegó a comparar este caso con lo ocurrido con las elecciones de 1970 y con el genocidio de la UP. «No son capaces de aceptar la democracia y la constitución de 1991», aseveró, desconociendo la procedencia constitucional del CNE.

Gustavo Petro hizo mención al debate de si el CNE puede imputar o no cargos al presidente en caso de irregularidades en la campaña, aunque se quedó únicamente con el concepto de que no y que cualquier acción debe ser llebada por la comisión de acusaciones de la Cámara. Asimismo hizo mención del fallo en su caso en la Corte IDH, aunque lo extrapoló a que 11 millones de colombianos -los que votaron por él- «van a perder sus derechos políticos».

«Quieren determinar que el presidente a pesar de ser elegido democráticamente debe salir porque 4-5 corruptos de la política así lo quieren», aseveró Petro, que agregó: «Es profundamente inconstitucional y es el inicio de un golpe de Estado en Colombia. Lo que nos toca es ver cómo vamos a responder. Indudablemente depende del pueblo».

Bajo es tema dijo que el pueblo puede tomar la decisión de quedarse en la casa o salir a la calle a defender su mandato: «No pueden volver, no podemos dejar que vuelvan con un golpe de Estado».
En esa línea, el presidente Petro dio dos órdenes. Una es que ningún uniformado «debe levantar un fusil» contra la población que se manifieste. La segunda es que se realicen movilizaciones que «superen las del 1de mayo». «Si se atreven a violar la constitución, millones de colombianos deben salir a las calles hasta que se restablezca el orden constitucional», agregó.

«Seguiré hasta donde el pueblo diga, sin ningún temor. El Presidente solo tiene un comandante y es el pueblo», concluyó.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más