HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

“No hay golpe blando ni duro, hay golpe económico”: fuerte crítica de Uribe por una posible crisis en Colombia

En un nuevo pronunciamiento ante lo dicho y hecho por el gobierno del presidente Gustavo Petro sobre intentos de torpedear su mandato, el expresidente Álvaro Uribe Vélez

expuso, por medio de un video y un comunicado, que “no hay golpe blando ni duro, hay golpe económico”, y lanzó una dura crítica a la economía actual del país.

A lo largo de su mandato, en especial en medio de los mayores escándalos que ha enfrentado su gobierno, el presidente Petro ha dicho que podría sufrir de un “golpe blando”, que significa una supuesta conspiración en su contra para sacarlo del poder.

“¿A propósito se han dado cuenta de que le están quitando los votos de los congresistas del Pacto Histórico suspendiéndolos con órdenes administrativas? Es decir, están cambiando de facto la representación política en el Congreso que el pueblo eligió. Le quitaron al Pacto la presidencia del Congreso y ahora sus votos. Es el golpe blando”, afirmó el presidente Petro en medio de sus últimas intervenciones públicas.

Ahora, el exmandatario antioqueño puso sobre la mesa este tema para hablar de varios desafíos que en su consideración enfrenta la economía nacional y, a su vez, sobre cuáles son las complicaciones que atraviesan los diferentes sectores económicos en el país.

Uribe comenzó hablando sobre el tema del impacto en la industria y el comercio.

“Empresas y empleadores de todo el país manifiestan con angustia la disminución de sus ventas”, dijo el expresidente, quien aseguró que esto es una tendencia que podría consolidarse tras dos años de caídas.

De esta manera, expuso que el comercio enfrenta el decrecimiento de varios sectores en un 14%, además habló de las afectaciones que sufre el sector agropecuario por el cambio de clima y otros aspectos.

“El sector de la confección, que esperaba un repunte debido a los aranceles ajustados, sigue luchando contra el contrabando y la disminución del poder adquisitivo de los consumidores”, agregó en su comunicado. Después, tocó el tema de la construcción y el turismo en el país.

Para estos sectores, que también son de vital importancia en el desarrollo económico y social de Colombia, Uribe mencionó la parálisis en el de la construcción, teniendo en cuenta la falta de interés del gobierno nacional, según él, por desarrollar infraestructura terciaria.

También mencionó la complicada situación que viven los dueños y administradores de restaurantes en las ciudades donde el turismo internacional es la fuente de ingresos, ya que se están viendo muy afectados.

“Preocupa escuchar la voz de los dueños y administradores de restaurantes, que en algunas de nuestras ciudades se sostienen por los visitantes internacionales. Hay desespero por la parálisis de la construcción. El Gobierno parece no tener interés en las autopistas ni en las carreteras terciarias.

“Hay desespero por la parálisis de la construcción. El Gobierno parece no tener interés en las autopistas ni en las carreteras terciarias. La lucha de los tenderos es más difícil por los impuestos a productos de consumo popular”, indicó el expresidente.

EL GOLPE ECONÓMICO

Por último, tocó el tema del empleo y la formación de capital. “La formación bruta de capital ha disminuido un 27% en maquinaria y equipos, lo que pronto mostrará sus estragos”, sostuvo el también exsenador, junto al dato de que el desempleo en el país va en aumento con un aproximado de 350.000 empleos formales perdidos en el último tiempo.

Para el exjefe de Estado, Colombia se dirige hacia un marchitamiento de la economía privada, ya que el gobierno nacional plantea utilizar 10 puntos del PIB, de la salud y de los futuros ingresos pensionales, para atender las problemáticas.

Al final, Uribe puso en tela de juicio a los congresistas corruptos y que, considera, no le aportan a la realidad del país. Afirmó que están “desconectados de la realidad mientras siguen apoyando las reformas nocivas”.

Esto lo dijo en referencia al escándalo de corrupción que hay actualmente, en el que supuestamente desde la Ungrd les dieron plata en efectivo a los presidentes del Senado y la Cámara de Representantes para lograr la aprobación de las reformas impulsadas por Petro.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más