HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Le dieron libertad y 30 minutos después lo cogieron robando

Gustavo Andrés Espinosa Capella, quien hace dos días había sido capturado por el delito de hurto, ayer le dieron libertad y 30 minutos después fue detenido nuevamente cuando intentaba robar una motocicleta.

De acuerdo con el reporte entregado por la institución policial, el sujeto había sido capturado hace dos días por el delito de hurto luego de haberse robado siete ventanas de una vivienda ubicada en el perímetro urbano de Santa Marta.

Por tal motivo, Gustavo Andrés, había sido llevado hasta los calabozos de la URI de la Fiscalía General de la Nación, donde permaneció hasta las 4:30 de la tarde de la tarde de este martes y 30 minutos después fue sorprendido por un grupo de motociclistas cuando pretendía robarse una moto.

“El sujeto salió de la URI y en la carrera 15 con calle 23 en cercanías del Hospital Julio Méndez Barreneche estaba intentando hurtar una motocicleta marca Bóxer. Espinosa Capella fue golpeado en diferentes partes de su cuerpo por mototaxistas y agentes de la institución policial lo salvaron de la turba para conducirlo nuevamente a la Unidad de Reacción Inmediata”, señaló el informe de la Policía Nacional.

PRESENTA ANTECEDENTES

Por otro lado, la institución policial al mando del coronel Jorge Andrés Bernal Granada, indicó que Gustavo Andrés también registra un amplio prontuario delictivo por los delitos de hurto, daño en bien ajeno, violación de habitación ajena, uso de menores de edad para comisión de delitos y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes.

De igual manera el comunicado de entidad policial dio a conocer que, el pasado 14 de enero del presente año el hombre fue capturado por el delito de hurto en la carrera 8 con calle 27 del barrio Bavaria, “para el día del acontecimiento un ciudadano le reportó a un cuadrante de vigilancia comunitaria que un sujeto que vestía camiseta blanca, le había quitado su bicicleta, por lo cual fue interceptado en la calle 31 con carrera 7 del barrio Manzanares donde se le incautó el vehículo anteriormente robado”, expresó la institución policial en su reporte.

Ese día, Espinosa Capella también fue llevado hasta los calabozos de la URI de la Fiscalía General de la Nación, de donde logró salir sin ningún inconveniente y volver a reincidir en sus delitos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más