HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Mataron a ‘Kiko’ y ‘Oswaldo’ y una bala perdida a un menor

Las autoridades tienen claro que los sicarios iban por los dos hombres y que el niño terminó siendo una víctima inocente.

Una nueva masacre se registró en el barrio Villanueva, localidad Norte Centro Histórico de Barranquilla la cual dejó como saldo tres personas muertas, entre las cuales se encuentra un menor de 11 años que nada tenía que ver con los hechos y fue impactado por una ‘bala perdida’.

El sangriento episodio tuvo lugar pasadas las 10:00 de la noche, a la altura de la calle 4B con carrera 41B del barrio mencionado, donde los dos hombres se encontraban en una vivienda abandonada y allí aparentemente sujetos armados empezaron a torturarlos y posteriormente les dispararon con arma de fuego.

FUERON IDENTIFICADOS

Aunque las identidades de los adultos aún no han sido reveladas por las autoridades, se conoció que una de las víctimas corresponde a Oswaldo Beltrán, conocido como ‘Kiko’, residente en el barrio Los Caracoles, contextura delgada y tez morena. En el momento del atentado vestía un suéter de la selección de Colombia, una sudadera color gris y chanclas.

De otro lado, el segundo hombre identificado como José Ángel Villarreal, vestía un suéter tipo polo de rayas blanco y azul, jeans y tenis blancos. Este quedó tirado en una calle polvorienta tras ser blanco de ocho heridas de arma de fuego; dos en el brazo derecho, una en el brazo izquierdo, dos en la espalda, una en la cabeza y por lo menos otras dos en el rostro. Es importante aclarar que la víctima también presentó cortes en su cuello.

La versión recopilada en el lugar de los hechos, indica que fueron torturadas por varios minutos, y uno de estos vestía de camiseta de la selección Colombia intentó escapar de aquella escena de violencia pero fue asesinado de cuatro disparos a la altura de la cabeza. Incluso estaba amarrado de brazos.

A su vez, la otra víctima habría intentado huir y cuando corría por la calle fue alcanzado por los asesinos que le dispararon en ocho ocasiones hasta dejarlo sin vida en el lugar.

Según las indagaciones de las autoridades, cuando los sicarios dispararon contra este segundo hombre fue el momento en que una bala ‘perdida’ ingresó a una vivienda de tabla aledaña e impactó en el abdomen de José Ángel Villareal Morillo, un niño venezolano de solo 11 años, que dormía con dos hermanos. Cursaba quinto de primaria. Ni él, ni su familia tenían nada que ver con lo que pasaba afuera.

Sin perder tiempo, sus familiares al percatarse de la situación intentaron auxiliarlo llevándolo hasta la urgencia del Hospital General de Barranquilla, donde galenos de turno confirmaron su deceso.

$30 MILLONES DE RECOMPENSA

Por su parte, el brigadier general Herbert Benavidez, Comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, confirmó que los hechos ocurrieron en el barrio Villanueva, sector que en los últimos meses ha sido escenario de enfrentamientos entre bandas de delincuencia organizada que se están disputando el control de la zona para manejar el narcotráfico.

«Dos personas fueron ultimadas con arma de fuego. Desafortunadamente un proyectil aleatorio durante la acción sicarial impactó la humanidad de un menor de edad quien fue trasladado a un centro asistencial, pero, por la gravedad de las lesiones perdió la vida», expresó el oficial.

Además detalló que se ha dispuesto un equipo especial de investigación con la Fiscalía y la Policía Judicial para esclarecer esta masacre y dar con los responsables.

Asimismo, en coordinación con la Administración Distrital de Barranquilla, el jefe de la Metropolitana anunció una recompensa de hasta 30 millones de pesos por información que permita la captura de los presuntos autores del triple crimen.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más