HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Zelenski presiona a los líderes de la UE para que refuercen la defensa antiaérea ucraniana

Los 27 líderes de la UE se enfrentan a una creciente presión para que intensifiquen sus esfuerzos para proteger el cielo ucraniano de los ataques aéreos rusos, después de que el presidente Zelenski criticara el fin de semana la «escasa voluntad política» de los aliados occidentales.

 

El canciller alemán, Olaf Scholz, y el primer ministro en funciones de los Países Bajos, Mark Rutte, pidieron el miércoles por la tarde, antes de una reunión de líderes en Bruselas, que se tomen medidas urgentes para dotar a Kiev de los sistemas de defensa antiaérea que necesita para defenderse del aluvión de misiles lanzados desde Rusia.

Ambos líderes sugirieron que los países del bloque deben examinar detenidamente sus arsenales y considerar la posibilidad de enviar a Kiev sus propios sistemas de defensa antiaérea. «En vista de todos los terribles ataques que se están produciendo desde el aire, se ve que es necesario hacer algo», explicó Scholz.

 

«Todo el mundo tiene que echar un vistazo a sus existencias para ver si se puede prescindir de otros sistemas de defensa antiaérea, en particular los Patriots, porque ahora se necesitan con tanta urgencia en esta situación específica», añadió el canciller alemán.

Rutte dijo que los líderes deberían considerar alcanzar el «umbral máximo de dolor» de agotar sus propios suministros donando a Ucrania, antes de «correr en otras partes del mundo» a por los sofisticados sistemas antimisiles.

 

En el borrador de conclusiones de la cumbre, visto por Euronews, los líderes subrayan «la necesidad de proporcionar urgentemente defensa aérea a Ucrania y de acelerar e intensificar la entrega de toda la ayuda militar necesaria».

Algo que llega después de que Zelenskyy censurara el fin de semana a los aliados occidentales por negarse a proporcionar a Ucrania la «máxima protección» frente a los ataques aéreos con misiles rusos utilizando sus propios aviones para interceptar directamente los misiles, como hicieron en los cielos de Israel.

Francia, Reino Unido y Estados Unidos acudieron en ayuda de Israel el sábado, cuando se lanzaron uno 185 drones y 150 misiles balísticos y de crucero como parte del primer ataque directo de Teherán contra el país.

 

Dirigiéndose a los líderes de la UE por videoconferencia el miércoles por la noche, Volodímir Zelenski dijo a los dirigentes: «Aquí en Ucrania, en nuestra parte de Europa, desgraciadamente no tenemos el nivel de defensa que todos vimos en Oriente Medio hace unos días».

«Nuestro cielo ucraniano y el cielo de nuestros vecinos merecen la misma seguridad», defendió el presidente.

Preguntado por Euronews sobre su reacción a la acusación de doble rasero de Zelenskyy, Rutte dijo: «No intentemos mezclar (a Ucrania con) Israel. Ucrania necesita toda la defensa aérea y toda la capacidad de proyectiles que podamos conseguir para ellos; entiendo perfectamente lo que ha dicho Zelenski, pero no voy a hacer comentarios al respecto; quiero encontrar soluciones prácticas que le sirvan».

A pesar del apoyo de los tres países bálticos a la medida, la OTAN ha rechazado en repetidas ocasiones las peticiones de Kiev de establecer una zona de exclusión aérea sobre partes de Ucrania por temor a verse arrastrada a un conflicto directo con Rusia, una potencia nuclear.

 

Los aliados han suministrado a Kiev sofisticados sistemas de defensa antimisiles -incluidos radares, tecnología de mando y control e interceptores- capaces de frustrar los ataques rusos, pero éstos se han agotado rápidamente ante la embestida de Rusia. El sábado, Alemania anunció que enviaría otro sistema de defensa antiaérea Patriot a Ucrania.

Ucrania en el punto de mira

Las peticiones se produjeron en vísperas de una cumbre diseñada para centrarse en la economía y la competitividad de la UE, pero que se verá eclipsada por la crisis que asola Oriente Próximo.

«Me preocupa que estemos perdiendo de vista a Ucrania», dijo el presidente lituano, Gitanas Nausėda, antes de la reunión, criticando al bloque por la lentitud en el cumplimiento de las promesas de entrega de armas a Kiev.

 

«Tenemos que celebrar el momento de la entrega de nuestro armamento y no el momento de la toma de decisiones», dijo. «Porque a veces la brecha, la brecha de tiempo entre la toma de decisiones y la implementación tarda varios meses».

La UE no cumplió su objetivo de suministrar a Ucrania un millón de cartuchos en el plazo de un año, lo que llevó a la República Checa a lanzar su propia iniciativa para suplir la carencia de munición ucraniana mediante el suministro de 800.000 proyectiles, a lo que varios países de la UE están contribuyendo con dinero en efectivo.

El miércoles, la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, afirmó junto a sus homólogos neerlandés y checo que el «formato» de la munición checa podría aplicarse a los sistemas de defensa antiaérea.

Durante los debates del miércoles, los líderes también esperan dar un nuevo impulso a los planes para utilizar los ingresos inesperados procedentes de los activos rusos congelados en la UE para ayudar a armar y reconstruir Ucrania.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más