HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Jaime Saade, a cumplir 24 años de cárcel

Jaime Saade está cumpliendo la última etapa de su extradición a Colombia. Un avión comercial que ya aterrizó lo llevó hasta Bogotá, desde donde será enviado a Barranquilla (Atlántico) para que cumpla su pena de prisión.

Saade fue condenado por el asesinato y la violación de Nancy Mestre, una joven de dieciocho años del colegio Marmount, en enero de 1994. Su sentencia llegó en 1996, pero su huida del país le impidió responder por el crimen.

El embajador de Colombia ante Brasil, Guillermo Rivera, reiteró que el paso siguiente al arribo de Jaime Saade a Colombia será ponerlo a disposición de un juez de Barranquilla, quien dictará las formalidades de su reclusión en un centro penitenciario.

Rivera destacó lo hecho por Martín Mestre, padre de Nancy, quien «fue fundamental para lograr que se haga justicia en este caso». Mestre fue el encargado de exigirle a las autoridades una respuesta frente al feminicidio de su hija.

Mestre ha buscado justicia desde que el crimen sucedió. «No vivimos el duelo por perseguir a ese miserable», le expresó en mayo de 2023 al diario El Heraldo luego de la captura de Saade en Brasil.

«Sentí una emoción indescriptible, como si fuese algo mezclado entre la alegría y el dolor. La primera, porque ya se va a hacer justicia, y lo segundo, porque a mi hija nada me la devuelve», contó el padre ante la prensa.

SU CAPTURA

Jaime Enrique Saade Cormane fue arrestado el primero de mayo de 2023 en Brasil. Entonces, el Tribunal Supremo Federal de ese país autorizó su extradición a Colombia, una decisión confirmada en octubre del año pasado.

La justicia lo había condenado a veintisiete años de cárcel, pero luego rebajó la pena tres años al considerar que el derecho penal colombiano cambió. La defensa de Saade fue, por un buen tiempo, que Nancy Mestre pudo haberse suicidado.

El juicio demostró una tesis diferente: Nancy no accionó un arma contra su cabeza, atentando contra su propia vida, sino que lo hizo Saade luego de haber abusado sexualmente de ella. El hombre, posteriormente, escapó hacia Brasil.

Ya lejos de las autoridades de Colombia, creó una nueva identidad, se hizo llamar Henrique Dos Sandos Abdala y se hizo pasar por un médico. Conformó una familia y encontró un círculo de amigos que dejó en Belo Horizonte.

ASÍ PASÓ

El crimen por el que fue condenado Jaime Saade fue perpetrado en la madrugada del 1 de enero de 1994, después de ir a buscar a Nancy Mestre a casa de sus padres para llevarla a una fiesta de Año Nuevo.

Horas después, la joven, entonces de 18 años, fue llevada a una clínica de Barranquilla con un impacto de bala en la cabeza, completamente desnuda y con rastros de arena y plantas en el cuerpo, y falleció ocho días después.

Desde ese momento Saade desapareció sin dar ninguna explicación a las autoridades que investigaban el caso, por el que fue condenado en ausencia a 27 años de prisión por los delitos de homicidio y acceso carnal violento.

Con la falsa identidad de Henrique dos Santos Abdala, un empresario de clase media, Jaime Saade Cormane montó un negocio de lavandería en la ciudad brasileña de Belo Horizonte y formó una familia con su esposa y dos hijos.

En 2020, Saade fue capturado gracias a las pistas que aportó Jorge Mestre, padre de la víctima, quien durante años siguió indagando sobre su paradero.

Después de varios años de trámites legales y de huir por segunda vez de las autoridades, Saade fue capturado en Marechal Deodoro, en el estado de Alagoas.

En una primera instancia el Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil no autorizó su extradición, pero en una revisión de la decisión y con la condición de que la pena no incluyera el delito de violación, porque ya había prescrito, según las leyes brasileñas, ese tribunal aprobó la entrega de Saade a las autoridades colombianas.

LA HUÍDA

Desde el primero de enero de 1994, la fecha en que se perpetuó el crimen, Jaime Saade huyó hacia territorio brasileño donde se internó por más de 25 años y usó el nombre falso de Henrique Dos Santos Abdala para intentar ocultar su pasado.

En ese país se hacía pasar por un médico de profesión. Allí vivió una vida normal y cómoda en la que se casó con una brasileña y tuvo dos hijos.

Mientras, en Colombia fue condenado como reo ausente por la justicia tras su desaparición desde aquel mes de enero de 1994, luego del asesinato de Nancy Mariana Mestre.

La sentencia a 27 años de prisión salió en 1996, pero Jaime Saade ya estaba prófugo, siendo capturado en 2020 en la ciudad de Belo Horizonte, Brasil, cuando finalmente fue dejado a disposición de las autoridades.

 HABLA MARTÍN MAESTRE

Martín Mestre, padre Nancy, está seguro que en el crimen de su hija hubo terceras personas involucradas y eso precisamente es lo que le quiere preguntar a Jaime Saade, quien ya se encuentra en Colombia.

“Preguntarle nuevamente quienes estaban ahí, está demostrado que él no estaba solo, que habían otras personas, que hable y digan quienes estaban ahí o si quiere asumir toda la responsabilidad”, afirmó Mestre.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más