HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Ciudadano fue asaltado, se defendió y dio de baja a los dos atracadores

Un intento de robo terminó con la muerte de dos delincuentes   a manos de quien iba a ser la víctima del hurto. El hecho de sangre ocurrió la noche de ayer en el barrio La Concepción II, localidad suroccidente de la ciudad, cuando la ciudad de Santa Marta apenas se recuperaba de la acción criminal presentada horas antes en el sector de Juan XXIII, donde una persona también fue asesinada pero bajo la modalidad de sicariato.

Inicialmente el presunto asaltante fallecido fue reportado por las autoridades como Harold Rodríguez, de 32 años, quien murió en el lugar de los hechos producto de las heridas con arma de fuego que recibió en la cabeza y el rostro, mientras que su compañero herido fue identificado como Keiner Gónzalez. De este último se supo que fue recogido y llevado a la urgencia de una clínica privada, donde esta madrugada murió a consecuencia de las heridas a bala que comprometieron varios de sus órganos.

ASÍ PASÓ

El insólito hecho se presentó en la manzana 6 casa 9, exactamente en el parqueadero, frente al colegio Cefini, y cerca de la institución Jean Piaget, donde llegaron los dos asaltantes a bordo de una motocicleta marca Bajaj, línea Bóxer con placa tapada, y de color negro, para cometer su fechoría. Estando en dicho lugar, los sujetos abordaron a un ciudadano que se encontraba estacionando su vehículo en la zona y luego de intimidarlo con un arma de fuego para quitarle sus pertenencias de valor, entre esas un morral, aceleraron la moto para darse la huida.

Lo que no se esperaban los presuntos delincuentes es que la víctima del atraco estaba armado en ese momento, pero esperó unos minutos y cuando estos dieron la espalda y se alejaban unos metros accionó su arma de fuego en legítima defensa, y fue allí cuando se escucharon las detonaciones que acabó con la vida de uno de los individuos, y alertó a los residentes de la zona que corrieron despavoridos para evitar ser alcanzados por una bala perdida, al tiempo que daban aviso a la Policía del Cuadrante sobre el hecho criminal.

RECUPERÓ EL DINERO

El ciudadano, cuya identidad y características no fueron suministradas por la comunidad por su seguridad, logró recuperar el morral que le habían arrebatado los bandidos, y en el que llevaba una alta suma de dinero que recientemente había retirado de una entidad financiera de la ciudad.

Varias personas y transeúntes, que fueron alertados por el sonido de las detonaciones y presenciaron los hechos, hicieron una llamada de auxilio a la Estación Policial, para poner en conocimiento el actuar del responsable de acabar con la vida de un delincuente y lesiones al segundo en legítima defensa, cuando intentaban abandonar el lugar después de cometer su fechoría. El segundo delincuente murió esta madrugada en una clínica de la ciudad.

El vehículo en el que se transportaban quedó a pocos metros del cuerpo de Harold, quien conducía la moto y aunque portaba casco de seguridad para ocultar su rostro, recibió un impacto de bala en la cabeza que le causó la muerte en el lugar.

LLEVADO A UNA CLÍNICA

Mientras tanto, el segundo delincuente que viajaba de parrillero y vestía un pantalón color negro, tenis blancos, buzo gris y gorra negra para ocultar su rostro, fue alcanzado por dos de los impactos a la altura de la cabeza, y la espalda que lo dejaron inconsciente y tendido el pavimento.

La escena rápidamente se llenó de curiosos que intentaron brindarles los primeros auxilios a los sujetos, pero uno de ellos murió en el lugar; mientras que el otro fue llevado hasta la clínica Los Nogales, donde murió esta madrugada. “Esto era una crónica de una muerte anunciada, ya la gente se cansó de tanta delincuencia y que la Policía Nacional no hiciera nada.  No está bien que se le quite la vida a un ser humano, pero los robos en esta zona son constantes”, dijo una habitante del sector que decidió ocultar su identidad por seguridad.

Los actos urgentes fueron realizados por una comisión del Laboratorio Móvil de Criminalística de la Sijín de la Policía Metropolitana de Santa Marta que llevaron el cuerpo hasta la morgue de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Por otro lado, la Policía Judicial que se entrevistó con vecinos y transeúntes de la zona se encuentra adelantando las pesquisas para esclarecer lo ocurrido, “estamos verificando las cámaras de seguridad de la zona para apoyarnos y verificar como se presentaron realmente los hechos”, dijo una fuente de la institución policial.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más