HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

NACION-PUBLICIDAD

NACION-Leaderboard1

Alerta: Una decena de embalses del país está por debajo del 30 % de su capacidad

Aun cuando ciudades como Bogotá o Medellín han sido escenarios de lluvias, lo cierto es que el fenómeno de El Niño sigue presente en Colombia y sus efectos tienden a agravarse. Recién la capital del país entró en racionamiento ante la situación “crítica” de los embalses que surten de agua a sus habitantes. Sin embargo, no es un hecho aislado.

Según cifras del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), con base en registros de la plataforma XM, 10 de los 26 embalses del país presentan niveles por debajo del 30 % de su capacidad, mientras que solo tres cuentan con volúmenes por encima del 70 %.

Si bien el embalse del Muña, en Cundinamarca, goza de un saludable 82,5 % de capacidad, así como el de Betania, en Neiva (74,6 %), hay otras regiones en alerta. En el caso de Antioquia, el de Peñol-Guatapé, por ejemplo, está al 35,3 %, y el de Ituango apenas llega al 15,6 %.

Otros como el de San Lorenzo, en el oriente antioqueño, apenas superan el 13,2 %, así como el de Chuza o la represa de Chingaza (15,2 %) –uno de los que surte a la capital del país– y el de Chivor o Esmeralda, en Boyacá (15,3 %).

Sin embargo, la situación más crítica se presenta en el embalse del Guavio, en Cundinamarca, cuyos niveles ya están por debajo del 4,7 %. (Ver gráfico al final)

El propio Gobierno Nacional, en cabeza del Ministerio de Ambiente, alertó que la situación con los embalses es crítica y que este mes será un mes definitivo, en el que el ahorro del agua será determinante: “Sobre el tema de los embalses hay que hacer un llamado de alerta a todo el país. Tuvimos análisis en zona de crisis y faltan unas tres semanas en abril”, explicó la ministra Susana Muhamad.

Si bien la funcionaria manifestó que se espera un incremento de las lluvias, las próximas tres semanas serán cruciales. “En este momento enfrentamos los impactos acumulativos de este fenómeno, los cuales se reflejan en la disponibilidad de agua potable y en nuestro sistema energético, por ello el llamado de vital importancia es a que ahorremos agua y energía”.

Ante la crítica situación, las autoridades recomienda reducir el tiempo del uso de la ducha, recolectar agua de esa misma ducha y usarla para labores del hogar; no desperdiciar agua; lavar ropa en lavadora con carga completa; no lavar el carro con manguera, y alertar cualquier fuga o daño. Si bien hay problemas de racionamiento de agua potable, el riesgo también es un eventual apagón que podría acentuar la crisis.

“Situación en Bogotá es crítica”

Ante la crisis que afecta a la capital del país, que ya entró en racionamiento, el alcalde Carlos Fernando Galán sostuvo que a partir de la otra semana se implementarán medidas restrictivas (que aún están en estudio) “para garantizar que el agua de Bogotá no se agote y sea suficiente para todos”.

Según el mandatario, la situación de los embalses de donde se saca el agua potable de Bogotá hoy es crítica. “Los tres sistemas que surten de agua a la ciudad están en niveles muy bajos debido a los efectos del fenómeno de El Niño”. Galán explicó que el objetivo es disminuir en un 11 % el consumo de agua diario. “Es una situación coyuntural y las lluvias nos ayudarán a aliviarla, pero el cambio climático es una realidad”, declaró.

Ante la crisis que afecta a la capital del país, que ya entró en racionamiento, el alcalde Carlos Fernando Galán sostuvo que a partir de la otra semana se implementarán medidas restrictivas (que aún están en estudio) “para garantizar que el agua de Bogotá no se agote y sea suficiente para todos”.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más