HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

NACION-PUBLICIDAD

NACION-Leaderboard1

En medio de la incertidumbre, Sura reemplazará su plan complementario por un nuevo seguro

La incertidumbre que rodea hoy el sistema de salud colombiano está ocasionando notables cambios en el funcionamiento de las distintas entidades. Esto a raíz de la crisis financiera que azota el sector y de las recientes decisiones del Gobierno Nacional de intervenir a las dos EPS con mayor participación en el servicio: Nueva EPS y Sanitas.

El panorama ha hecho que, con antelación, empresas como Sura gestionen estrategias para fortalecerse y seguir prestando atención en caso de que tengan que frenar su operación en el sistema de salud.

No hay duda alguna de que los mayores afectados son los ciudadanos. Los comentarios de malestar en las redes sociales y en las calles del país se oyen por doquier: ¿y si intervienen mi EPS quién me va a atender? ¿Qué va a pasar con mi tratamiento? ¿Van a acabar con el plan de atención complementario?

Lo cierto es que son dudas que también preocuparon en su momento a Sura. De hecho, en julio de 2023, en un misiva junto a Compensar alertaron al ministro de Salud, Guillermo Alfonso Jaramillo, sobre la grave situación financiera que venían atravesando y que ponía en riesgo la prestación del servicio. No era para menos, pues EPS Sura acumulaba deudas por $782.410 millones a corte de octubre del año pasado.

En medio de la compleja tormenta, también surgió una lluvia de ideas que convenció a la EPS de tomar cartas en el asunto. Todo comenzó el 1° de enero de este año, cuando la promotora de salud comunicó que ya no aceptaría afiliados nuevos a su plan de atención complementaria (PAC), mientras que a los beneficiarios antiguos les siguió garantizando ese servicio.

 

Para mayor claridad, un PAC es un servicio adicional que ofrecen las EPS en Colombia. Va dirigido a los usuarios afiliados al régimen contributivo que necesitan una mayor cobertura y acceder a atenciones con profesionales más especializados, pero con tarifas más cómodas frente a la medicina prepagada.

La cuestión es que en redes sociales comenzó a circular información sobre que dicha EPS estaba trasladando a sus antiguos usuarios a un nuevo seguro. Y es cierto, de hecho, así lo promocionan algunos asesores en WhatsApp y correos electrónicos: “como todos saben, ahora hay una incertidumbre con lo de la reforma a la salud que está implementando el gobierno y, por tal motivo, quiero mencionarles que Sura tiene unas alternativas para solo los asegurados al plan complementario. La invitación es a motivarlos a que sigamos adelante (…)”.

Un asesor confirmó que se trata de una póliza y que el traslado es una decisión voluntaria que debe tomar el afiliado al PAC. Este servicio se viene ofreciendo desde enero. Lo llaman plan espejo, ya que, aseguran, ofrece los mismos beneficios, servicios y tarifas que el antiguo PAC: se trata del seguro Salud Para Todos y que está reflejado en el sitio web de la compañía.

Cómo funcionaría

Como se dijo anteriormente, Salud Para Todos solo ha estado disponible para afiliados a la EPS, pero al parecer, se comenzará a comercializar a nuevos usuarios a partir de la tercera semana de abril. De acuerdo con algunos asesores, el precio de aseguramiento variará según el rango de edad del beneficiario y el plan que seleccione.

Lo cierto es que la persona tendrá acceso directo a un grupo de especialistas de la salud, incluidos profesionales de salud mental, dependiendo del plan seleccionado, dispondrá de servicios de imágenes diagnósticas, atención virtual prioritaria y médica domiciliaria, así como servicio de urgencias odontológicas.

Se conoce que se ofrecerán tres opciones: un Esencial, un Clásico y un Preferencial. El primero ofrecerá los servicios más básicos y el último será el más completo, que podría rondar los $200.000 mensuales.

Buscando soluciones

Lo cierto es que Sura no es la única EPS que decidió no quedarse de brazos cruzados ante la situación. Esta mañana se conoció que la Caja de Compensación Familiar (Compensar) solicitó ante la Superintendencia Nacional de Salud, retirar su programa, Compensar EPS, de manera total y voluntaria del sistema de salud, es decir, su liquidación. Esto, también ante la crisis financiera que acrecentó la pandemia y que le está dejando pérdidas de hasta $30.000 millones mensuales este año.

Carlos Mauricio Vásquez, director general de Compensar, contó en Blu Radio que si la EPS es liquidada, todos sus productos dejarán de existir. Razón por la que solicitó a la Superintendencia de Salud, hace cerca un año, los permisos para ofrecer el servicio de un plan complementario, pero bajo una razón social diferente a la de EPS.

Si esa petición es aprobada, la Caja de Compensación tendría que instaurar figura diferente para ofrecer esa atención, por lo que podría seguir prestando una especie de plan complementario en salud pese a ser liquidada.

La realidad es que dichas alternativas son una opción para muchas personas que se sienten a la deriva a raíz de la incertidumbre en el sistema. Y cómo no, si la atención es un servicio básico del cual nadie quiere quedar desamparado.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más