HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

NACION-PUBLICIDAD

NACION-Leaderboard1

Petro le echó la culpa a Duque

El aumento desmesurado en los precios de la electricidad en esa zona de Colombia lleva meses en discusión, pero aún no se asoman soluciones.

Las altas tarifas de energía han impactado a los habitantes de los departamentos de la costa Caribe, quienes se han visto especialmente afectados por esta situación.

Por ejemplo, en ciudades como Santa Marta, el incremento en el recibo de la luz alcanzó un 49,9%, mientras que en Riohacha llegó al 47,1%. Estas cifras reflejan una realidad preocupante que ha generado malestar entre los consumidores y ha llamado la atención del Gobierno nacional.

NO HAY DECISIÓN

A pesar de los esfuerzos del Gobierno por intervenir en la Comisión Reguladora de Energía y Gas (Creg) para investigar los cobros que muchos consideran excesivos, también mostró que su Gobierno no tiene la intención de estabilizar el precio de los servicios públicos.

Recientemente, el presidente Petro explicó las tres razones principales que, según él, estarían detrás del continuo aumento de los precios de la electricidad en la región Caribe. Las listó así en su cuenta de X:

La fórmula autorizada por la Creg para la tarifa de generación eléctrica, según Petro, se basa en el precio más ineficiente en el mercado y no a los costos.

La tarifa de distribución en la costa Caribe que autoriza transferir las pérdidas por falta de pago a los usuarios. De acuerdo con el presidente, esta medida fue aprobada dentro del Plan de Desarrollo de Duque y quedó estipulada en las cláusulas de los contratos de las empresas A-ires y Afinia.

La denominada “opción preferencial”, impulsada por Duque, trasladó la deuda generada por congelamiento de tarifas durante el covid-19 a las comercializadoras.

Petro señaló que a pesar de haber tratado de intervenir, su iniciativa “fue rechazada por el consejo de estado y aunque creemos que es una facultad constitucional del presidente, aceptamos ese fallo”.

Esto fue lo que quedó pactado en el gobierno Duque para aliviar el problema de la energía

La venta de Electricaribe durante el gobierno de Iván Duque marcó un cambio significativo en el panorama energético, pero las soluciones a los problemas persistentes en la región van más allá de la intervención inicial. A pesar de los esfuerzos por encontrar una solución de fondo, la complejidad del asunto persiste.

El régimen transitorio especial para el Caribe, incluido en el Plan de Desarrollo de Duque y respaldado por congresistas costeños, fue diseñado para hacer atractiva una subasta que permitiera a privados asumir la prestación del servicio en la región, antes a cargo de la desprestigiada Electricaribe. Esta medida, planteada en el artículo 318 del Plan Nacional de Desarrollo de Duque, buscaba asegurar la sostenibilidad del servicio de energía eléctrica en la Costa Caribe.

Junto con la bancada costeña del congreso, el expresidente Iván Duque entregó a empresa Aire el manejo del servicio de la energía en el Caribe –

Sin embargo, críticos como el entonces senador Jorge Enrique Robledo señalaron que estas propuestas no priorizaban el bienestar de la población, sino que podrían resultar en fuertes aumentos en las tarifas que beneficiarían a los nuevos operadores privados.

Puntualmente el artículo 318 decía: “Con el fin de asegurar la prestación eficiente y sostenible del servicio público domiciliario de energía eléctrica en la Costa Caribe (… ) autorícese al Gobierno Nacional para establecer un régimen transitorio especial en materia tarifaria”. Fue entonces cuando la Creg emitió resoluciones que concluyeron en el aumento del costo de la tarifa para el usuario.

De hecho, el artículo 290 del mismo Plan de Desarrollo del expresidente, que trataba sobre los “nuevos agentes” del mercado energético, otorgaba a la Creg la facultad de modificar las tarifas vigentes cuando fuera “necesario para incluir a estos nuevos actores”, lo que podría referirse a las empresas Air-e y Afinia, las nuevas encargadas del servicio en esa zona de Colombia.

En resumen, aunque se han implementado medidas para mejorar la prestación del servicio de energía en la Costa Caribe, la complejidad del problema continúa siendo un desafío importantes en la búsqueda de una solución sostenible a largo plazo. Petro anunció que su Gobierno “actuará” sobre los tres elementos que, dice él, son los causantes del problema, pero no comunicó cómo cumplirá ese cometido.

EL AHORRO DE ENERGÍA

El lunes de esta semana, debido a las consecuencias que ha traído consigo el fenómeno de El Niño en varias regiones del país, el presidente de la República, Gustavo Petro, emitió una directiva pidiendo un drástico ahorro de energía en todas las oficinas del Estado.

En el documento, el mandatario colombiano solicitó que las oficinas de la Rama Ejecutiva aprovechen al máximo la iluminación natural, para así apagar las luces cuando no sea necesario su uso.

Estas son las medidas que pidió Petro:

Diseñar, implementar y ajustar los esquemas de trabajo en casa para todo el personal de planta y contratistas.

Aprovechar al máximo la iluminación natural en las oficinas y apagar las luces cuando no sea necesario mantenerlas encendidas.

Instalar sensores de movimiento, en especial en áreas como baños, parqueaderos, pasillos y otros lugares que no tienen presencia de personal de manera permanente.

Instalar dispositivos ahorradores de agua en baños y cocinas.

Instalar bombillas o luminarias de bajo consumo y mantenerlas limpias.

Sectorizar el sistema de energía eléctrica de acuerdo con la organización de las oficinas e instalaciones, para la reducción del consumo.

Desconectar los televisores de pantalla CRT (convencionales) y cargadores cuando no se estén usando, por cuanto estos equipos usan hasta 20W en estado de suspensión.

Ajustar la temperatura del aire acondicionado a las condiciones de confort entre los 22 °C y los 24 °C, garantizando que puertas y ventanas se mantengan cerradas en espacios acondicionados.

Apagar equipos de cómputo, impresoras, sistemas de aire acondicionado, etc., cuando no se estén utilizando. Por la noche y los fines de semana deben hacerse controles adicionales para garantizar que estén apagados.

Apagar los sistemas de aire acondicionado de las oficinas a partir de las 6:00 p. m.

En cuanto al uso de equipos ofimáticos, se deberá ajustar el brillo de la pantalla a un nivel medio, disminuir los tiempos para que los equipos entren en estado de hibernación, y utilizar fondos de pantalla y temas oscuros.

Las compras de equipos se deben realizar teniendo en cuenta criterios de eficiencia energética, en especial, sistemas de iluminación, aires acondicionados y equipos ofimáticos, considerando lo contenido en la guía de compras públicas sostenibles, publicada por el MADS.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más