HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Corredor turístico a Minca padeció su propio ´Víacrucis´

La gran explosión demográfica en esta zona agrava la problemática de la escasez de agua.

POR
EDGAR
TATIS GUERRA

Desde las 5:00 de la mañana del Viernes Santo, la comunidad residente en los distintos barrios ubicados sobre el corredor turístico que conecta a Santa Marta con el corregimiento de Minca vivió el viacrucis en la Semana Santa.

El punto de encuentro fue la iglesia La Divina Misericordia ubicada en el barrio El Cisne a donde acudieron varios feligreses dispuestos a rememorar la pasión, muerte y resurrección de Cristo en estos días de la Semana Mayor.

En una madrugada fresca y bajo la iluminación de la luna fueron llegando uno a uno los moradores del barrio El Cisne y de los sectores vecinos como Villa Kamila, urbanización Villa Alexandra, Villas del Campo, altos de El Cisne, Ciudad Equidad, La Rosalía, Tres Puentes, Rodrigo Ahumada, Las Acacias, Sierra Morena, Villa Toledo, Villa Mercedes, El Yucal, y otros. El viacrucis tuvo una extraordinaria asistencia en donde predominó la fe, avivamiento y esperanza de la resurrección.

Durante varios minutos uno de los carriles de la vía estuvo colmado de feligreses quienes en cada una de las estaciones oían la intervención del padre Mario con sus explicaciones didácticas, mientras se entonaban cánticos alegres.

De forma paralela, a esa hora de la madrugada, un pelotón de ciclistas transitaba rumbo a Minca, catalogada como la capital ecológica de la Sierra Nevada de Santa Marta. El numeroso grupo de hombres y mujeres montados en sus ‘caballitos de acero’ lucían prendas deportivas siguiendo en caravana la cual presidían dos motociclistas.

No cabe duda de que esta comunidad que habita sobre este corredor turístico vive un viacrucis cotidiano caracterizado por esa gran explosión demográfica lo que ha traído más habitantes y automotores. A mayor número de personas viviendo en la zona hay más escasez de agua. Si el flujo de autos, busetas, motos y bicicletas es elevado también crece el riesgo de accidentes en una carretera angosta que es convertida en autopista por parte de algunos adolescentes irresponsables.

“Jesús misericordioso cuanto dolor, tortura y muerte padecen hoy algunos cristianos por vivir su fe, otros en la clandestinidad siguen evangelizando y son testimonios de una vida en plenitud. Señor Jesús te pedimos en este santo viacrucis la gracia de no rendirnos, la gracia de levantarnos siempre cuando tengamos momentos de caídas, de dolores, de tristezas. A veces los sufrimientos nos atacan continuamente en nuestra vida, Señor danos tu ayuda para perseverar, para no tirar la toalla Señor, para levantarnos y, perseverar en el bien sabiendo que tú estás con nosotros. Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo”, expresó el padre Mario en la estación 7.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más