HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

‘Almuerzos de calle’ le resta clientes a los restaurantes

El ‘bajonazo’ que ha tenido la clientela en varios establecimientos de gastronomía obedece al aumento de vendedores de almuerzos callejeros.

POR
EDGAR
TATIS GUERRA

Algunos propietarios de restaurantes ubicados en el Centro Histórico de Santa Marta y en los alrededores del Mercado Público están inquietos por el ‘bajonazo’ que ha tenido la clientela como consecuencia del aumento de vendedores de almuerzos callejeros.

La situación tiene en ‘jaque’ al sector gastronómico debido a la competencia y al auge de este tipo de emprendimientos populares en donde se ofertan distintos menús a empleados del comercio, samarios y visitantes en general.

En puntos estratégicos y en horas del mediodía llegan los proveedores de almuerzos con sus ollas llenas de arroz de fideo o arroz de coco, ensalada verde, tajadas de maduro, yuca, espaguetis, frijoles rojos, mientras que las proteínas van desde carne desmechada, pollo guisado, cerdo asado o pulpa, pechuga a la plancha, carne guisada, en posta o bistec y salpicón de bonito.

No cabe duda de que dicha variedad de platos le viene ganando terreno al tradicional ‘corrientazo’ que se pagaba desde $8.000 y era un gancho para atraer a los comensales hacia los restaurantes, aunque últimamente ha ido desapareciendo, abriendo paso a los almuerzos ejecutivos desde $15.000 en adelante con ‘agua panela y limón’ incluida.

Los pasteles de pollo, cerdo y combinados no pasan de moda y se expenden durante todos los meses del año acompañados de una chicha bien fría, tampoco pierde vigencia la popular sopa de mariscos que se vende en vasos de icopor en presentaciones mediano y grande.

En la viña del Señor hay de todo y para todos dice un refrán, y en ese sentido no puede desconocerse que la difícil situación económica que se registra en la ciudad ha dado paso a nuevos emprendimientos de comidas con recetas distintas que deleitan el paladar. Pero además se han consolidado otros nuevos restaurantes en el Centro Histórico que funcionan en casas remodeladas y en donde se viven experiencias sensoriales fascinantes con comidas mediterráneas, francesas, italianas, mexicanas, entre otras delicias culinarias típicas con una incorporación internacional.

Según Acodres, el gremio que reúne a varios empresarios del sector gastronómico, en tiempos de pandemia fueron varios los establecimientos que cerraron sus actividades, mientras otros debieron reinventarse y apoyarse en las tecnologías digitales para poder subsistir.

La oferta de almuerzos callejeros se afianza mucho porque hace parte de la economía popular y es una alternativa que se ajusta al deprimido bolsillo de la clase trabajadora, de los empleados del comercio y de la comunidad en general quienes viven en la angustia de pagar la luz o comer, pagar un transporte a casa para almorzar o ahorrar tiempo para ser más productivos.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más