HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

¿Venganza o ajuste de cuentas?, hipótesis de los investigadores

La víctima presentaba en el Sistema Penal Oral Acusatorio dos anotaciones, una por hurto con fecha del año 2020 y otra por porte de armas de fuego con fecha de 2017.

El Cuerpo Técnico de Investigación Criminal – CTI de la Fiscalía General de la Nación trabaja de manera articulada con el comando de la Policía Metropolitana de Santa Marta para esclarecer el crimen de Oswaldo Enrique Jiménez Espitia, de 46 años de edad, quien era propietario de varias  ‘chivas rumberas’ y también laboraba en el área del turismo.

El ente investigador ha designado un grupo de funcionarios especializados para llevar a cabo las labores de campo que consisten en recopilar el mayor número de material probatorio y de esta forma poder armar el rompecabezas que les permitirá establecer las circunstancias de tiempo, modo y lugar.

En las primeras 24 horas, después del homicidio, los investigadores han obtenido grabaciones de circuitos cerrados de cámaras de seguridad, imágenes que analizan segundo a segundo para visualizar los movimientos que hizo el sicario y cada una de las personas que en ese momento se encontraban con la víctima.

“Se están entrevistando a los familiares de la persona asesinada para establecer si presentaba problemas personales recientes o por el contrario había recibido amenazas de muerte”, dijeron fuentes judiciales.

En el Sistema Penal Oral Acusatorio Oswaldo Jiménez presentaba dos anotaciones, una por hurto con fecha del año 2020 y otra por porte de armas de fuego de uso privativo de las fuerzas armadas, con fecha de 2017. “Buscamos determinar si se trató de un ajuste de cuentas o fue por venganza”, agregaron las fuentes judiciales.

Para los peritos judiciales el hecho de sangre es prematuro y no han podido establecer una hipótesis. “Con el pasar de los días las investigaciones nos indicarán cuáles son los móviles del crimen”, puntualizaron las fuentes judiciales.

EL HOMICIDIO

Como se indicó el ataque a bala contra Oswaldo Jiménez se materializó al interior de un parqueadero ubicado sobre la carrera 4 del sector turístico de El Rodadero, momentos en que se encontraba al interior de una camioneta marca Toyota TXL  de placa HBL 037.

La Policía informó que hasta el predio donde estacionan principalmente chivas rumberas llegó un individuo a bordo de una motocicleta y después de ubicar a su víctima desenfundó un arma de fuego y le disparó en repetidas oportunidades, dos de los proyectiles se los propinó en el rostro y en la cabeza. Por la gravedad de sus heridas, ordenaron su remisión al hospital Julio Méndez Barreneche, en donde se produjo su deceso horas más tarde.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más