HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

¡La Corte le cumplió al país!

Una de las ternadas ´guiada´ por el Gobierno trató de hacer una ´jugadita renunciando a última hora, pero le falló su estrategia. De los 23 magistrados, 18 votaron a favor de la nueva Fiscal.

Fueron necesarias cinco sesiones de la Sala Plena en la Corte Suprema de Justicia, la última de ellas extraordinaria, para escoger en propiedad a la jefa de la Fiscalía General de la Nación: la abogada Luz Adriana Camargo Garzón, quien obtuvo dieciocho votos.

Las cuatro sesiones ordinarias que intentaron escoger a la sucesora de Francisco Barbosa, y de la interinidad de Martha Mancera, duraron hasta cuatro horas. En una de ellas se registró un conato de alteración del orden público, que la Corte interpretó sin vacilar como un «asedio».

Ayer martes, en medio de la solemnidad y sin protestas externas, se llevó a cabo la sala extraordinaria, que solo requirió poco más de una hora. Empezó diez minutos después de la renuncia de la exfiscal de derechos humanos, exjueza de instrucción y excandidata a fiscal general Amelia Pérez.

Pérez le entregó a la magistratura una carta de dos páginas en las que detalló el porqué de su retiro. Señaló sentirse juzgada por un inexistente «delito de opinión», pues fue cuestionada por publicaciones que su marido, Gregorio Oviedo, hizo en la red social X criticando a la política y la justicia.

Al comenzar el cónclave, la renuncia no jugó un papel protagónico, aunque se planteó la posibilidad de que se deliberara sobre la carta. La sesión arrancó, de acuerdo con declaraciones del presidente de la Corte, el magistrado Gerson Chaverra, con el único punto de la agenda: la elección.

«Se consideró que la presentación de una renuncia a diez minutos de iniciar la Sala Plena extraordinaria para elegir la nueva fiscal general de la nación era absolutamente inane, por cuanto ya el proceso de consolidación de la terna estaba determinado», explicó Chaverra.

La Corte insistió en «que no es competente para resolver sobre la presentación de una renuncia, por cuanto quien conforma la terna es el presidente de la república. Y en ese orden de ideas, nosotros partimos de la base de que en este momento tenemos estructurada y configurada una terna».

De hecho, la propia Amelia Pérez no fue ajena a esa consideración, puesto que luego de presentar su misiva se dirigió discretamente a la Casa de Nariño, donde sostuvo un encuentro con su nominador, el presidente Gustavo Petro, en el que expuso las razones por las que se apartó de la contienda electoral.

Mientras ambos charlaban, el ambiente de sosiego al interior del Tribunal no se perturbó, pese a que al principio hubo posiciones encontradas entre al menos dos bloques de magistrados: quienes consideraban que no se podía votar con dos candidatas y quienes opinaban que todo debía seguir con normalidad.

El máximo ente de la justicia ordinaria decidió, con dieciocho votos —dos más de la mayoría calificada reglamentaria—, escoger a Luz Adriana Camargo Garzón. Detrás de ella quedaron Ángela María Buitrago Ruiz, quien obtuvo dos votos; Amelia Pérez Parra, con una papeleta, y el voto en blanco, con dos.

El resultado final podría ser un argumento para una potencial demanda de la elección ante el Consejo de Estado, que ha anulado en el pasado, por ejemplo, la escogencia de Viviane Morales, debido a interpretaciones viciadas que en su momento se tomaron en el corazón de la Corte Suprema de Justicia.

No obstante, el presidente Chaverra concluyó que la elección tiene seguridad jurídica y está blindada. Asimismo, aseguró que no puede, por el momento, hacer cálculos sobre respuestas a alguna futura acción de nulidad, dado que se trata de un mecanismo público que cualquier ciudadano podría instaurar.

Luego de la notificación a la exmagistrada auxiliar Camargo, Chaverra indicó que ella tiene ocho días para responder si acepta la designación. Al tiempo, tiene veinte días para presentar la documentación requerida para confirmar, en una próxima sesión del pleno, el nombramiento.

El último paso será la posesión ante el presidente Petro, quien tiene dos semanas después de la confirmación para adelantar el acto. El período de la vicefiscal Martha Mancera como encargada, entonces, tendrá al menos otro mes más antes de que se concrete cualquier empalme.

AMELIA PÉREZ FUE INCLUIDA

La Corte Suprema de Justicia realizó la deliberación para elegir a la próxima fiscal general de la Nación, teniendo en cuenta el nombre de la ternada Amelia Pérez a pesar de que la candidata había presentado la renuncia minutos antes de que iniciara la sala extraordinaria de este 12 de marzo.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Gerson Chaverra, anunció la votación con la que Luz Adriana Camargo quedó elegida como fiscal General de la Nación (con 18 votos) en reemplazo de Francisco Barbosa, mientras que Ángela María Buitrago obtuvo 2, el voto en blanco 1 y Amelia Pérez 1, lo que confirma que si la tuvieron en cuenta.

De hecho, el presidente del alto tribunal explicó las razones:

“La sala también en punto de deliberaciones consideró que no es competente para resolver sobre la presentación de una renuncia por cuanto que conforma la terna es el presidente de la República. Y en ese orden de ideas nosotros partimos de la base de que en este momento tenemos estructurada y configurada una terna y sobre esa base se procedió a la elección”, señaló Chaverra.

También señaló que la Corte no tenía la competencia para pronunciarse acerca de la renuncia: “nosotros no hicimos pronunciamiento sobre aceptación de renuncia porque nosotros no tenemos esa competencia porque quien configura la terna por mandato constitucional es el presidente de la república”, explicó.

También dijo que la renuncia prácticamente era extemporánea: “de manera que se consideró que la presentación de una renuncia a 10 minutos de iniciar la sala plena extraordinaria para elegir la nueva fiscal general de la Nación era absolutamente inane, por cuanto ya el proceso de consolidación de la terna estaba determinado”, dijo el magistrado.

TERNA SIN PROBLEMAS

Ángela María Buitrago, quien hacía parte de la terna para elegir fiscal general de la Nación, conversó con La W tras la elección de Luz Adriana Camargo.

Sobre la renuncia de Amelia Pérez a la terna, que se produjo apenas quince minutos antes de que comenzara la Sala Plena extraordinaria en la que se haría la elección, Buitrago aseguró que, si bien respeta profundamente a su antigua contendora porque “tendría sus razones para renunciar”, considera que “el acto administrativo estaba intacto y la terna no tenía ningún problema”.

Así mismo, Buitrago consideró importante que por fin se haya resuelto la elección: “Mientras la Fiscalía esté en interinidad, no hay una conducción adecuada de una de las áreas de la justicia”, agregó.

En cuanto a los retos que tendrá que asumir la nueva fiscal general, Buitrago aseguró: “Los retos son muchos: devolver la confianza a la institución, atacar frontalmente al crimen organizado y trabajar sin descanso contra la violencia sexual”.

En ese sentido, reiteró que, sobre todo, es necesario “devolverle credibilidad a la ciudadanía en una institución que la perdió, según lo revelan las estadísticas”.

Por otra parte, sobre las recientes denuncias de corrupción al interior de la Fiscalía, en particular las que están relacionadas con ‘Pacho Malo’ en el puerto de Buenaventura, Buitrago sostuvo que es necesario investigar “tanto al interno como al externo. Al tratarse de funcionarios de la Fiscalía, con más razón hay que investigar”, advirtió.

Finalmente, sobre las críticas que despertó la terna en su momento, Buitrago repuso: “Hay sectores que no son personas que gusten de mi nombre. Respeto esas posiciones”, dijo.

¿Quién es Luz Adriana Camargo?

Fue magistrada auxiliar de la Corte Suprema de Justicia como parte de la Sala de Casación Penal, siendo también exfiscal delegada y auxiliar ante esta misma corporación. De igual manera, se desempeñó en el campo de la dirección de investigaciones por delitos comunes como fiscal delegada ante los jueces penales de circuito.

En la Fiscalía general de la Nación se ocupó, asimismo, de la Dirección Seccional, Administrativa y Financiera y también de la Sección de Instrucción Criminal en la capital del país.

Fue perita en litigios internacionales ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, asumiendo destacados casos como el de Herminio Deras García y familia vs. Honduras; Santiago Leguizamón y familia vs. Paraguay; y Digna Ochoa Plácido y familia vs. Paraguay.

Cuenta también con experiencia como consultora en proyectos asociados a estándares de investigación, formas de impunidad, acceso a la justicia y fortalecimiento de mecanismos democráticos en Consucol, Corporación Justicia y Democracia y Forjando Futuros, en asocio con Indepaz, Intereclecial de Justicia y Paz, Comisión Colombiana de Juristas y Programa Somos Defensores y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Se encargó de la dirección de investigaciones relacionadas con fenómenos de macrocriminalidad, corrupción y lavado de activos en la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, CICIG-ONU y la Corte Suprema de Justicia.

Al comienzo de su carrera en la Rama Judicial asumió como Juez 106 de Instrucción Criminal y oficial mayor del Juzgado 19 Superior de Bogotá.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más