HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Poderoso sindicato de la USO habría donado $600 millones sin reportar

Un nuevo cuestionamiento empantana la financiación de la campaña de Gustavo Petro en 2022. Sumado a la investigación que se adelanta por la donación de $500 millones de la Federación Colombiana de Educadores (Fecode), este martes se conoció que tanto la Fiscalía como el Consejo Nacional Electoral (CNE) pusieron lupa al posible ingreso no reportado de otros recursos por parte de la Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo (USO).

Se trataría de al menos $600 millones que la USO, el sindicato de trabajadores petroleros, habría destinado para un rubro que llamaron “campaña Petro Presidente. Campaña político-electoral el papel de los trabajadores”. Según documentos conocidos por la emisora Blu Radio, la donación fue aprobada durante la asamblea nacional que se realizó en Girón (Santander), entre el 8 y 9 de junio de 2022, a solo días de la segunda vuelta.

En el acta –firmada por Luis Hernando Álvarez, presidente de la Vigésima Asamblea Nacional de Delegados USO–, se indica que “se solicitan $600 millones para reforzar la segunda vuelta, específicamente para el día de elecciones, transporte y alimentación. Refrendar lo entregado”. Se evidenció además que 79 de los asambleístas dieron su visto bueno al giro y no hubo ningún voto en contra.

Pese a la millonaria donación, los recursos no aparecen registrados en los reportes de ingresos y gastos de la campaña Petro, tanto en primera como segunda vuelta, ni en los reportes de los partidos que integran el Pacto Histórico.

Consultados por la emisora, las actuales directivas de la USO divulgaron un recuento detallado de los gastos que se aprobaron para la campaña Petro; no obstante, se concluyó que las facturas suman $500’563.551, cerca de $100 millones menos que lo que figura en el acta.

Además, aunque la donación realizada tenía como destino el transporte y alimentación durante la jornada de votación de la segunda vuelta –realizada el 19 de junio de 2022–, hay facturas fechadas el 27 de mayo de 2022 e incluso en julio de 2022.

Inclusive, las autoridades pusieron lupa a otros dos aportes, por $9’000.000 y $10’000.000, que se habría girado a los comités de campaña en Puerto Gaitán (Meta) y Huila. Por si fuera poco, se indaga el por qué en varias facturas de relación de pagos de la USO figuran nombres de testigos electorales inscritos por el Pacto Histórico para los comicios.

A principios de año se conoció un acta que certificó la entrega de una donación de $500 millones por parte de Fecode a Colombia Humana y que podrían haber usado en actividades de la campaña presidencial. El documento salió a luz pública días después del allanamiento sorpresa hecho por la Fiscalía a la sede del gremio, y confirmaría que el aporte se habría hecho a través de un cheque direccionado al partido, en mayo de 2022.

De comprobarse que la donación tuvo destino final la campaña, esto se constituiría en un hecho irregular, ya que al tratarse de una persona jurídica, Fecode no puede realizar este tipo de aportes. Sin embargo, directivos de la agremiación han señalado que se usaron para pagar servicios que se realizaron después del cierre de la jornada electoral.

Justamente, este martes acudió ante el Consejo Nacional Electoral el hoy gerente de Ecopetrol, Ricardo Roa, quien fuera gerente de la campaña presidencial. El funcionario debía responder sobre las presuntas irregularidades en la financiación y, con base en ello, se determinará si la autoridad le abre pliego de cargos o se archiva el caso. /Colprensa/El Colombiano.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más