HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Revelan presuntos nexos de empresa de vigilancia con Nicolás Petro

Lost Prevention Limitada, en funcionamiento desde hace 15 años, ha sido señalada por su papel en la legalización de fondos obtenidos de figuras como Santander Lopesierra y Gabriel Hilsaca, supuestamente destinados a la campaña política del presidente Gustavo Petro durante mayo y junio de 2022.

La compañía, con sedes en Barranquilla, Riohacha y Urabá, ha suscrito contratos que superan los $8.000 millones desde 2022, principalmente con la Gobernación de La Guajira y la Alcaldía de Maicao. Aunque no se ha confirmado parentesco entre los miembros de la sociedad y el clan, se encontraron vínculos que podrían vincularlos más allá de lo comercial.

Lo más impactante es la participación de al menos cuatro miembros del clan Vega Daza en Lost Prevention. Rafael Vega Cuello, alias ‘Kike’, el jefe del clan, figuraba como directivo, mientras que sus hijos Ronald, Ray y el fallecido Roberto Vega Daza eran registrados como escoltas. Incluso, Jorge Vega Salazar, primo de la familia, desempeñaba funciones de escolta y coordinaba el departamento de armas de la empresa, a pesar de las denuncias en su contra por delitos.

Lost Prevention Limitada, según documentos de la Fiscalía General de la Nación, también está vinculada a actividades delictivas en Barranquilla. Aunque en los últimos cinco años los casos en su contra no mostraron novedades, los denunciantes fueron asesinados después de proporcionar información a la Fiscalía, llevando a que Bogotá asumiera el control del caso.

Además, la Fiscalía señaló a la empresa de seguridad de traficar y adquirir armas de fuego para grupos armados como el clan de los Vega.

Una fuente reservada dio a conocer una presunta alianza corrupta entre la firma de seguridad Lost Prevention Limitada y Nicolás Petro. Según el testimonio, la principal prueba en contra de la empresa y el hijo del presidente Petro sería una estrategia conjunta para justificar ingresos que están envueltos en problemas legales y que afectan a uno de los herederos de Gustavo Petro.

Este testimonio destaca la transformación en la postura de Nicolás Petro frente a la posibilidad de colaborar con la justicia. Inicialmente, el 1 de agosto de 2023, estaba abierto a la idea, pero el 25 de septiembre de ese mismo año, influenciado por su padre, rechazó cualquier posibilidad en este sentido.

La fuente anónima revela que la conexión entre la empresa, la representante legal Lilian Dolores López, y Nicolás Petro radica en la creación de documentos falsos, tales como letras y registros, con el objetivo de proporcionar una justificación para los ingresos que Day Vásquez afirmó haber recibido.

El elemento clave en este entramado corrupto sería la firma de pagarés, que aparentemente debían ser registrados en la contabilidad de Lost Prevention como préstamos y aportes a campañas políticas. A cambio de este supuesto favor, el informe periodístico menciona promesas por parte de Nicolás Petro para facilitar contratos con entidades estatales a la empresa.

La fuente fue contundente al afirmar que la manipulación de documentos y la creación de registros falsos son prácticas habituales, orquestadas para encubrir la procedencia del dinero mencionado por Day Vásquez.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más