HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Santa Marta atiende 116 mil víctimas del conflicto armado

En el recinto de la Corporación Edilicia, la Alta Comisionada para la Paz de Santa Marta, Jennifer Del Toro, pasó al ‘tablero’ para rendir cuentas sobre el estado actual de esta dependencia, vislumbrando un grave panorama que se experimenta a ‘puertas cerradas’.

Dentro de los hallazgos que afirmó observar, destacó el deplorable estado en la infraestructura del Centro Regional de Atención para las Víctimas, así como también las falencias en el departamento de Talento Humano, dado que solo cuentan con 8 servidores públicos para atender entre 116 y 118 mil víctimas del conflicto armado en temas relacionados a la política de desarme, desmovilización y reintegración de las estructuras criminales.

De igual forma manifestó que, el 72% del presupuesto de la Alta Consejería para la Paz se destina a la atención de emergencia inmediata, enfocada en el servicio de albergue humanitario, asimismo ayuda humanitaria y en los traslados que requieren inmediatez.

Sin embargo, Toro, sostiene que, desde esta dependencia asesorará al alcalde en la formulación de política pública direccionada en la atención de víctimas, asistencia, reparación integral, la paz y la reconciliación garantizando el enfoque de derechos, así como en la implementación de esta.

Es de notar que, esta proposición fue realizada por el concejal Anselmo Gual, con el objeto de  dar a conocer el estado y  la misionalidad de la Alta Consejería para la Paz para compartir las funciones y estrategias que desde esta dependencia se ha determinado para avanzar en propósitos urgentes en la capital del Magdalena.

En ese sentido, enfocados en la dinámica que se le imprimirá al distrito de Santa Marta, con respecto al proceso de sometimiento de la justicia de las estructuras criminales que operan en esta capital, el Gobierno Nacional ha determinado una política con base en la Ley de Paz Total y el restablecimiento de los derechos de más de 116 mil víctimas del conflicto armado que es la población objeto de atención de la Alta Consejería para la Paz.

“Santa Marta se encuentra en una captura criminal, hoy uno de los grandes problemas de esta ciudad es justamente el aumento y fortalecimiento de estas estructuras que se disputan a sangre y fuego el control de las rentas criminales, el negocio del narcotráfico y rentas criminales, grandes generadoras de violencia de conflicto en la capital”, afirmó Toro, Alta Comisionada para la Paz.

Es así como la Alta Consejería para la Paz ha estado en una tarea sin descanso abriendo los espacios de concertación con la oficina, buscando abrir, a través de la Comisión de Derechos Humanos para el Congreso de la República que se desarrolle una sesión especial dedicada a este tema.

Por tal motivo, el Alto Comisionado para la Paz, el Ministro del Interior, y la Alta Comisionada para la Paz de Santa Marta, afirmó que, aproximadamente en un mes la Comisión de Derechos Humanos del Senado, visitarán la capital del Magdalena, con el propósito de sacar a Santa Marta del estado de indefinición en la que se encuentra en el proceso de sometimiento, acercamiento, negociación, diálogos sociojurídicos con las estructuras criminales que tienen presencia en el territorio.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más