HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Alianza Francesa debería volver a la ‘Casa Goenaga’

El inmueble es un patrimonio arquitectónico del centro histórico de Santa Marta y por consecuencia, un resguardo de la cultura bajo el amparo de la Dirección Nacional de Patrimonio.

POR
EDGAR
TATIS GUERRA

Los gestores culturales de la ciudad y la junta directiva de la Sociedad Colombiana de Arquitectos del Magdalena (SCA) coincidieron en afirmar que la ‘Casa Goenaga’ ubicada en la calle 12 entre las carreras 1 y 2, es un patrimonio arquitectónico del Centro Histórico de Santa Marta.

“Entendemos que la ocupación de la Casa Goenaga por la Policía de Santa Marta obedecería a una medida provisional para sanear el sector de la inseguridad y el deterioro urbano que se generó luego de su completo abandono al habérsele unilateralmente finiquitado el comodato a la Alianza Francesa, entidad que durante más de una década ejecutó con sus vecinos acciones y propósitos comunes encaminados a fortalecer el tejido social y recuperar la llamada ‘Calle de la Cruz’ para las juventudes samarias”, precisa la junta directiva de la SCA.

Además plantean que la ‘Casa Goenaga’ es una de las joyas de nuestra arquitectura patrimonial y su adquisición fue realizada por el alcalde Edgardo Vives Campo, con el fin específico de fomentar la educación y la cultura; labor que realizó la Alianza Francesa mientras tuvo bajo su tutela el inmueble manteniéndolo físicamente impecable, ejecutando una agenda cultural

sostenida, y permitiéndole a una gran cantidad de jóvenes samarios aprender la lengua gala.

“La Sociedad Colombiana de Arquitectos del Magdalena da testimonio de la buena gestión cultural y educativa de la Alianza Francesa en la ciudad y por tal razón ha sido solidaria acompañando la recuperación de su presencia institucional. Hemos radicado varios oficios y propuestas en el despacho del señor alcalde Carlos Pinedo Cuello en los que ofrecemos nuestro concurso para proteger el patrimonio material del Centro Histórico”, enfatiza la junta directiva.

Y finalmente plantean que ese inmueble le sea entregado nuevamente en comodato a la Alianza Francesa en cumplimiento de lo expresado en la escritura pública de adquisición No. 2300 del 3 de octubre de 1996; tal y como lo solicitó expresamente el 21 de octubre de 2023 su director ejecutivo.

Por su parte, Cindy Zawady, en calidad de presidenta de la Alianza Francesa de Santa Marta, le dirigió una carta al alcalde Carlos Pinedo Cuello y al secretario de Cultura, Darío Linero Mejía, en donde le piden seguir recuperando la memoria e identidad arquitectónica, cultural, educativa y social. “Está en sus manos el futuro del patrimonio material e inmaterial de un centro histórico y de toda una ciudad hacia sus 500 años”, señala en su misiva.

“Para la Alianza Francesa de Santa Marta, el trabajo en estos momentos de ciudad es indispensable para el desarrollo de los jóvenes y nuevas generaciones, por lo tanto, le solicitamos lo más respetuosa y antes posible una reunión para la devolución de la Casa Goenaga como comodato y seguir adelante apoyando cada uno de los programas culturales, educativos y sociales del renacer del centro histórico y de la ciudad misma. Tenemos todo el interés de rescatar el convenio de comodato suscrito con la Alcaldía Distrital que le devolvería su grandeza cultural al centro histórico y restauraría los lazos de cooperación entre Francia y Santa Marta. Es más, daríamos un paso en avance a integrar si así lo quisieran a Francia como uno de los países hermanos para el trabajo hacia los 500 años”, precisan Cindy Zawady y Carlos Varón, quien firma conjuntamente la carta como director de la Alianza Francesa.

En la misiva que fue enviada al alcalde de Santa Marta se ratifica que la ‘Casa Goenaga’ le ha aportado al desarrollo cultural de Santa Marta. “En sus amplios, hermosos y respetables espacios se tejió pacientemente un conjunto de factores cuya consecuencia fue una Santa Marta culta y llena de arte. Si sus paredes hablaran, relatarían el paso de artistas y grupos escénicos que alegrarían magistralmente las tertulias samarias en los diversos teatros de la ciudad. Ejemplo fue ‘Los cascabeles de la alegría’ conformado por dignas damas de la ciudad entre las cuales destacaban la dueña de la

estancia Conchita Goenaga, Cecilia Alzamora, Vicenta González, Estrellita, Margochi Zúñiga y una pléyade femenina de gran calado cultural”, dice la carta.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más