HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Billboard-Sociales

Durante el embarazo la salud oral es clave

La salud oral durante el embarazo puede tener impactos significativos en la cavidad bucal de las mujeres. «Durante este periodo, las hormonas pueden afectar la salud de las encías, aumentando el riesgo de enfermedades periodontales.

Es fundamental que las mujeres embarazadas presten especial atención a su salud oral para garantizar un desarrollo saludable tanto para ellas como para sus bebés», destaca la odontóloga y especialista en rehabilitación oral, Angélica Melo Suescún.

El cuidado dental durante el embarazo es esencial por varias razones

Cambios hormonales: durante el embarazo, los niveles hormonales pueden aumentar, lo que puede hacer que las encías sean más susceptibles a la inflamación y el sangrado. Esto puede llevar a una afección conocida como “gingivitis del embarazo”.

Necesidades nutricionales: la nutrición adecuada es crucial para el desarrollo saludable del bebé. Una boca sana permite una mejor absorción de nutrientes, especialmente calcio y vitamina D, que son esenciales para la formación de los dientes y huesos del bebé.

Riesgo de caries: los antojos de alimentos dulces y los vómitos frecuentes pueden aumentar el riesgo de caries dental durante el embarazo.

Durante el embarazo debido a la cantidad de veces que una mujer embarazada vomita, y en ocasiones, por la ingesta desproporcionada de alimentos se pueden presentar síntomas como: Lesiones, inflamación gingival y Síndrome de Boca Seca.

Estos síntomas orales se originan con la disminución del pH debido al vómito y estas situaciones pueden crear un ambiente propicio para que la placa se acumule alrededor de la encía, provocando gingivitis al paciente.

Según varios estudios la baja del pH de la cavidad oral facilita la erosión de la capa exterior de los dientes, ya que por la falta de cobertura que ofrece la saliva, se producen desgastes inusuales. Por otro lado, cuando el reflujo y el vómito arrastran los ácidos estomacales, estos resultan ser muy agresivos para el esmalte dental.

Además, las mujeres embarazadas suelen cepillarse los dientes de manera excesiva para esconder el olor a vómito, y esta acción efectuada de forma muy excesiva puede provocar retracción gingival.

Cuidados dentales durante el embarazo:

Visitas al dentista: programarla antes, durante y después del embarazo.

Higiene bucal adecuada: dos veces al día y con uso de hilo dental.

Control de la dieta: limitar el consumo de azúcares y evitar los alimentos pegajosos y las bebidas azucaradas.

Suplementos de calcio: consultar al médico y al odontólogo para usarlos.

Enjuague bucal seguro: es preferible el que no contenga alcohol.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más