HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Incendio acabó con 10 fincas

La emergencia se presenta en el corregimiento Piedras de Moler, en el municipio de Zapayán.

Momentos de temor y zozobra se viven en el corregimiento de Piedras de Moler, en Zapayán Magdalena, por un incendio forestal que completa más de 24 horas, y el cual ha puesto en peligro a los ganaderos, campesinos, la flora y fauna silvestre de la zona.  Las llamas han logrado extenderse debido a las complejas condiciones climáticas que se registran en la región y los fuertes vientos.

La comunidad ha manifestado que, pese a los llamados de auxilio realizados, el alcalde Antenor De La Hoz Movilla, él no se ha apersonado del caso como es debido, lo que ha generado aún más preocupación y malestar. “¿Y entonces qué? Zapayán es un pueblo sin dolientes, que nadie se hace cargo de la situación tan grave y peligrosa como lo es un incendio forestal”, expresó con intranquilidad una ciudadana.

Se conoció que, aunque la emergencia no fue atendida de manera inmediata, fue controlada por el cuerpo de Bomberos voluntarios  de Aracataca, Fundación y Nueva Granada. Sin embargo se reactivó y a su vez se expandió hacia varios de sus corregimientos. Asimismo, se supo, que algunos funcionarios de la Alcaldía de Zapayán y de la gobernación del Magdalena, se acercaron en las últimas horas hasta el lugar y tras la visita determinaron que la pérdida de vegetación abarca entre 400 y 500 hectáreas, destinadas a la ganadería, siendo esta la población más afectada.

“En la comunidad alertamos a las autoridades; sin embargo, no hubo ninguna  atención inmediata, por lo que la conflagración seguía extendiéndose por las diferentes fincas y 24 horas después se sigue extinguiendo y ya hay diez fincas afectadas y animales de toda especie muertos. Nosotros hemos tratado de apagar el fuego sin ayuda de las autoridades encargadas, y es muy difícil sobre todo porque el municipio no cuenta con ningún tipo de herramienta o vehículo que ayude a mitigar un incendio de esa magnitud”, dijo Juan Carlos Castro Herrera, habitante del corregimiento afectado por el voraz incendio.

Ante la falta de acción por parte de las autoridades locales y departamentales, los habitantes de Moler hicieron un llamado enérgico al Gobierno Nacional y a la Unidad de Gestión de Riesgo para que intervengan lo más pronto posible en este municipio. ¿Dónde están los entes a los que les compete esta situación?, se pregunta todavía la comunidad de Zapayán.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más