HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Mar de leva y la ‘fragata portuguesa’ ´arruinan´ disfruten de las playas

EN SANTA MARTA

Las autoridades del Distrito recomiendan extremar las medidas de precaución y no exponerse ingresando al mar, mientras se disipa el fenómeno natural.

Los visitantes de distintas ciudades que se encuentran en Santa Marta están frustrados con la aparición de la ‘fragata portuguesa’ o barquito de vela y el regreso del mar de leva que azotan esta capital y les imposibilita disfrutar a plenitud del baño de mar.

Al mediodía de ayer y en horas de la tarde el fuerte oleaje golpeaba contra los muros del camellón de la bahía generando una lluvia de agua salada, un espectáculo asombroso para muchos turistas y samarios quienes aprovecharon y grabaron con sus teléfonos móviles.

El vaivén de las olas y el encontronazo de éstas cada vez provocaba un mayor impacto y una especie de efecto dominó cuya salpicadura de agua salada alcanzaba una mayor altura. Algunas personas en la orilla solo pudieron conformarse con ver el fenómeno teniendo la precaución de no ingresar a disfrutar del baño en el mar.

Según las autoridades meteorológicas, en los próximos días se registrará un cambio climático caracterizado por fuertes vientos, marejadas y nubes que se acercan a la costa, la Sierra Nevada, en el piedemonte. Se iniciará con ciclos de lluvias, bajas temperaturas o heladas por la noche, propio del verano con afectaciones a los cultivos de tomate, cilantro y hortalizas.

Por otro lado, están las alertas tempranas activadas ante la presencia en el mar de Pescaíto y en Taganga de la aguamala venenosa ‘fragata portuguesa’, una especie de medusa capaz de provocar la muerte de un niño o un adulto mayor débil con su picadura.

El epidemiólogo Dagoberto Vargas Palacio, en entrevista concedida a RADIOHOY.COM dijo que el veneno de la medusa ‘fragata portuguesa’ tiene una condición química el cual es termolabil, es decir, que se destruye al contacto con agua caliente.

 “Todo salvavidas debe de tener un recipiente plástico con agua de sal o agua de mar al contacto con el sol, al tener la información de un bañista accidentado con la medusa fragata portuguesa. Se puede aplicar el agua caliente al sol y si se le adiciona más sal previamente en una bolsa a ese recipiente la alta concentración de sal en el agua hace lo contrario y es inactivar el veneno llamado thalassina”, explicó Vargas.

Fue categórico al advertir que el salvavidas debe de tener trajes de neopreno, cuando se presentan las medusas fragatas en altas cantidades o aplicarse mucha vaselina en el cuerpo y que no se le olvide la careta de buceo porque la sustancia gelatinosa puede impregnar la cara y los ojos ocasionando graves consecuencias como la pérdida de la visión o ceguera total por daños en los nervios del ojo y desprendimiento prematura de la córnea ocular.

“Es indispensable un botellón de ácido acético al 5 % o 6 % para sumergir al afectado durante 30 minutos, por eso la playa de El Rodadero se cierra porque la medusa envuelve al bañista en horas nocturnas con sus tentáculos, porque ellas cazan en la oscuridad, produciendo descargas eléctricas lo que facilita que el veneno fluya mucho más rápido por sus ventosas. Dicho veneno neurotóxico circula por la sangre hasta llegar al cerebro, paralizando las células cerebrales y los nervios hasta provocar un paro respiratorio o un paro cardíaco”, recalcó el epidemiólogo.

Finalmente, en caso de picadura de la fragata portuguesa es prioritario neutralizar su veneno mediante la aplicación continua de alcohol o vinagre, luego se limpia la piel con agua salada, nunca con agua dulce, y debe aplicarse una crema especial de venta en farmacias o espuma de hidrocortisona. Ingerir analgésicos para mitigar el dolor y acudir a un centro de salud si empeora.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más