HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Extorsionista del canciller dice que todo es montaje de Álvaro Leyva

Luego de que la revista Semana informara que el canciller Álvaro Leyva fue víctima de una extorsión, Sigue La W reveló las conversaciones que tuvo con el supuesto extorsionista del ministro de Relaciones Exteriores de Colombia.

En los chats se muestra que el presunto extorsionista asegura que se trató de una “autoextorsión” del canciller Leyva.

“Quiero que sepa que lo del canciller es una autoextorsión. Soy uno de los que fue contratado por una persona cercana a él para fabricar la trama y que el escándalo saliera los medios, pero lo que nos indigna es que nunca nos informó de que iba a poner denuncias, solo que se generaría un escándalo mediático para eso nos contrató y nos pagó un dinero aparte incluso del que supuestamente depositó en la cuenta Bancolombia” dijo.

La persona a quien el canciller señala de extorsionarlo aseguró que está buscando contacto con la Fiscalía para entregar su versión sobre lo sucedido.

“Estoy tratando de entrar en contacto directamente con alguien confiable de la Fiscalía para ponerle de manifiesto lo que ocurrió y es un tramposo el señor porque los contratos simplemente para fabricar la trama pero nunca nos dijo que iba a poner denuncias de verdad ante la Fiscalía”.

Según el señalado extorsionista, una persona cercana al Canciller los buscó para hacer un montaje en contra de Álvaro Leyva.

“Ahora tiene a todo el aparato de la inteligencia del Estado tras de nosotros, desgastándose buscando a unos delincuentes que él mismo buscó contrató y les indicó lo que había que hacer”, aseguró.

 

“Es más esos 30 millones de pesos se gastaron hace rato y no han podido saber quién los cogió, otra cosa por qué se demoró tantos días sosteniendo una conversación él solo quería hacerse la víctima que la noticia saliera”, aseguró.

 

La persona acusada de extorsionar al canciller envió a Sigue La W pantallazos de su supuesta conversación con el Canciller Leyva a través de su número personal. En la comunicación se lee:

“Por correo el mismo que usted me ha suministrado ahí le envío la información inmediatamente esa sí le va a llegar inmediatamente en varias partes. Si llega a tener algún inconveniente, yo voy a estar en línea permanentemente para guiarlo porque es muy oportuno que usted sepa muy bien con quién va a compartir esa información ya que en estos días ni en sombras de uno se puede confiar. La demora es suya doctor para que le llegue toda esa información yo estoy simplemente a un clic de distancia para enviarse”.

En el pantallazo se lee la supuesta respuesta del Canciller dándole la dirección de su propia residencia.

“Le contesto así… Salimos de esto y tiene usted y su familia un miembro más para toda la vida. Trataré de extender la mía. Soy mayor. Dirección …”.

Y le responde el señalado extorsionista:

“Para mí es un honor ser su amigo señor y créamelo que en lo que le pueda seguir sirviendo lo haré porque todavía tengo amigos…”

La persona acusada por Leyva explicó a qué se referían estos mensajes:

“Mire ahí está parte de la charla de la gran charla que tuvimos con él 15 días hablando nos contrató el que parece ser es el secretario general de la Cancillería, un viejito, él nos contrató nos hizo todo el tramo sin embargo nunca nos hablaron que pondrían denuncia solo que era un escándalo mediático nada más ahora tiene a todo el aparato del estado tras una noticia tras unos delincuentes que el mismo fabricó”

Al preguntarle ¿quién lo había contacto para hacer esta supuesta “autoextorsión”? Él aseveró: “un señor que se identificó como asistente personal de un señor de nombre Salazar al interior del ministerio Y quién dijo ser el delegado de ese señor y nos planteó todo el tema”.

Según esta persona, se trataría supuestamente de Antonio Salazar, secretario general del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Entre los chats que hizo llegar el señalado extorsionista, se ven pantallazos de la consignación de los 30 millones de pesos, el número de cuenta, y fotos de cómo le reportaban al Canciller la transacción.

Según Álvaro Leyva, se trató de una extorsión que puso en conocimiento de las autoridades, Inteligencia y Fiscalía. De acuerdo con la versión que el canciller le entregó a revista Semana, “si Leyva no pagaba lo que le exigían, buscarían la manera de hacer pública la historia, acusándolo de pagar por información de proponentes en licitaciones”.

De acuerdo con la denuncia del canciller, en enero *de 2024 recibió mensajes desde un número de Estados Unidos por parte de una persona que se identificó como Edwar Soto que prometía información que involucraba, supuestamente, a integrantes de Thomas Greg & Sons.

Según Soto, había trabajado con Camilo Bautista, uno de los dueños de Thomas, la firma que participó en la licitación de pasaportes y que demandó a la Cancillería. Las autoridades dieron vía libre a un pago de 30 millones de pesos a una cuenta de Bancolombia, según la versión de Leyva.

“La muestra del video que le enviaron mostraba un diálogo de chat en un teléfono donde, en el perfil, se veía una fotografía del senador José David Name, de La U, quien, aparentemente, hablaba mal de Leyva”, según Semana.

Sigue La W consultó al Canciller y a la jefatura de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores, que contestó en los siguientes términos: “él no se va a referir al tema por lo que ya está en manos de la Fiscalía toda la investigación del caso”./ WRadio

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más