HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Cerro El Cundí

No obstante considerarnos una ciudad turística, carecemos realmente de un verdadero circuito turístico que nos integre como área geográfica con límites de naturaleza física, contexto y percepción por parte del mercado, que además nos genere más empleos directos e indirectos, reflejados los primeros en empresas de alojamiento, agencias de viajes, restaurantes, organización de eventos, artesanía, entre otros; y los segundos, en trabajos derivados como proveedores, transporte, construcción y otras actividades que se realizan en su seno.

Significativo será entonces para Santa Marta, que nos empeñemos como lo he venido proponiendo desde hace algún tiempo y de manera reiterada en mis columnas periodísticas, en convertir varios de los sitios que poseemos (entre ellos El Morro)  y que para nosotros pasan de pronto desapercibidos, en iconos turísticos pintorescos que puedan ser apreciados en su exacta dimensión por quienes nos visiten; tal es el caso del Cerro El Cundí, coronado por nuestra Virgen de la Medalla Milagrosa, que debería ser centro cumbre de peregrinación religiosa, además de sitio de recreación, senderismo urbano, mirador paisajístico desde donde contemplar la ciudad con sus irrepetibles atardeceres desde una perspectiva en superior nivel de altitud, así como de variadas como múltiples actividades deportivas, lo que sin duda impulsará y potenciará un superior crecimiento económico, al articularse lo dicho en gran medida con una razón de ser tradicional del barrio, donde funciona desde hace ya varios decenios y con bien ganada fama un activo como laborioso y productivo comercio de viandas gastronómicas típicas propias de nuestra querida ciudad.

El Cerro El Cundí es sitio en el que de una u otra forma nos vemos identificados, ya que representa para nosotros desde hace mucho tiempo y más debería ser, religiosidad, recogimiento, reflexión y espiritualidad, lo que bien y mejor proyectado será sin duda un grande atractivo para nativos, como para visitantes nacionales y extranjeros; especialmente por cuanto es el suyo un hábitat natural de acceso libre y sin ningún tipo de restricción, al que debemos darle importancia suma, volverlo trascendental con el pasar de los días, para que genere como corresponde, interés para el turismo nacional e internacional.

Tarea inaplazable tiene que ser poner en valor el Cerro El Cundí, así como muchos otros sitios que tenemos y concitarán, una vez puestos en servicio, un general interés que acrecentará esta sinigual industria del turismo. Se impone reactivarnos turísticamente, fortalecer nuestros atractivos, hacernos mayormente competitivos a este tenor, apoyar su historia y disfrutar del paisaje, al tiempo de potenciar los emprendimientos que de seguro habrán de surgir. Es una oportunidad y posibilidad esta iniciativa para reconectarnos con la historia, con la cultura de la ciudad, una de las formas mejores para consolidar el turismo local y demás otros e invitar a personas todas de todos los lugares para que conozcan la riqueza de este como de otros espacios que tenemos.

Importante sobremanera reactivarnos cada día y cada vez más, articularnos grandemente desde la visión de las comunidades y la integración de diferentes actores que quieren hacer parte de esta iniciativa, tener otras perspectivas de nuestra propia historia; y en fin, disfrutar de un paseo y vista espectacular de la Perla de América engalanada entre la Sierra y el Mar, y que celoso cuida impertérrito su Morro siempre imponente, grandioso y definitivamente majestuoso.

*Jurista.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más