HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Comunidad marchó y le dio la bienvenida al odontólogo Bayter

Cuatro meses exactos fue el tiempo que el odontólogo Juan Carlos Bayter Bustamante, hijo del gerente y propietario de la clínica Previsalud, estuvo secuestrado por miembros de un grupo armado desde el pasado 18 de octubre, mientras se movilizaba en su vehículo en compañía de sus hijos y esposa en El Banco, Magdalena.

Momentos de angustia y desesperación vivieron los familiares de JuanK durante los 122 días que pasó tras no conocer los detalles acerca de su paradero, quien además en un principio había sido raptado delante de su esposa e hijos  Jerónimo, de seis años, y Sofía María, cuando se disponía a llevarlos al colegio en esa localidad.

Este domingo 18 de febrero se dio la esperada liberación en una zona limítrofe entre los departamentos del Cesar y Norte de Santander, gracias a la disposición de un grupo armado la que facilitó el rescate: “Esta liberación fue posible gracias a un gesto humanitario resultado de la mesa de diálogos de paz”, dijeron sus familiares a través de un comunicado.

Las primeras palabras del banqueño fueron de agradecimiento a su pueblo natal y en general a todos que hicieron parte del proceso de liberación y que unieron fuerzas. “Una frase que me motivó y que la dice mi abuela fue: ‘acepta siempre la voluntad de Dios’, expresó  durante una eucaristía.

Vestidos con camisetas blancas, globos  y agrupados detrás de la familia Bayter Aranzalez conformada por Juan Carlos, Hellen y sus dos pequeños, los habitantes del municipio recorrieron varias calles para darle la bienvenida al odontólogo  quien se le vio muy sonriente y emocionado compartiendo con sus vecinos, amigos de infancia, empleados y demás residentes de su tierra natal que lo vieron crecer y hacerse un profesional de la salud.

Las lágrimas y los gritos de alegría no faltaron en el emotivo recorrido que salió desde su vivienda desde el barrio Pueblo Nuevo y recorrió las mismas vías que meses atrás habían recorrido sus familiares para exigir por su liberación.

Allí también fue recibido por enfermeros, médicos y personal administrativo de la clínica La Esperanza que salieron a observar el recorrido. A la altura de la calle séptima con carrera octava,  el empresario de la salud se detuvo para estrechar su mano a un gran multitud conformada por motociclistas, vendedores, comerciantes de la zona que celebraban por su regreso al seno de su hogar, “bienvenida a la libertad”, fue la frase que se escuchó mientras este prendía un volador como símbolo de su regreso a casa.

El propietario del centro odontológico NovaCliinik aprovechó para volver a su negocio donde fue recibido por sus colaboradoras que portaban pequeños carteles con mensajes, “Bienvenido a tu hogar”, y “Bienvenido Juank”, deseándole un feliz regreso.

Una de las escenas más conmovedoras fue al final de la caminata, cuando llegó a la entrada de la Catedral Nuestra Señora de La Candelaria y ondeó la bandera de la paz. Su padre, el médico Alfonso Bayter aprovechó para compartir palabras de agradecimiento a los asistentes a la marcha y a las personas que oraron durante el proceso de su hijo liberado la tarde del domingo.

En medio de la algarabía de las decenas de personas que esperaban tener un acercamiento con Bayter Bustamante, no tuvieron más que llorar y aplaudir ante el emotivo momento.

“Colombia la paz está aquí”, fueron las palabras que dijo el médico Alfonso Bayter, mientras abrazaba a su hijo Juan Carlos en la entrada de la Catedral Nuestra Señora de La Candelaria, donde minutos antes este había ondeado la bandera de la paz para celebrar por su libertad. “Tenemos el conocimiento que cada persona oró sin ninguna diferencia de credo o religión, aquí hubo una sola persona a la que se rogó para que él volviera y aquí lo tienen. Viva Dios y vivan ustedes, muchas gracias”, expresó.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más