HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

NACION-PUBLICIDAD

NACION-Leaderboard1

“Una interinidad extensa no es conveniente”: Martha Mancera

La fiscal Martha Mancera podría estar en encargo cuatro días más, o podría estar al frente de la institución que investiga el crimen en el país por tiempo indefinido. Tal como están las cosas, parece que su encargo se ampliaría contra los deseos del presidente Gustavo Petro. En entrevista con EL COLOMBIANO, habla de los casos que la institución investiga sobre el entorno del mandatario y su campaña, se refiere a las acusaciones en su contra y expresa su opinión por los ataques a la Corte. Mancera señala que las decisiones que tengan que tomarse se tomarán.

¿Cómo se siente recibiendo este encargo?

“Bien, lista para seguir trabajando. La tarea de investigar, esclarecer y ejercer la acción penal frente a los hechos delictivos no puede detenerse. Nuestra función es garantizar el derecho de acceso a la justicia. Con ese compromiso asumo el encargo, consciente de que es una situación transitoria”.

¿Cuál va a ser su línea como fiscal general encargada para adelantar los casos que tienen relación con el presidente Gustavo Petro mientras que la Corte Suprema de Justicia elige a la Fiscal en propiedad?

“No hay ninguna línea. Al señor presidente de la República lo investiga la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes. Sobre los casos que cursan en la Fiscalía y se relacionan con su círculo o con su campaña, no le puedo decir nada distinto a que los fiscales delegados, en el marco de su autonomía e independencia, seguirán desarrollando el programa metodológico respectivo y adoptarán las decisiones que en derecho correspondan, dentro del tiempo que lo estimen necesario, con suficiencia probatoria”.

Hay quienes creen que para no meterse en problemas, y en medio de tanto ruido que le han hecho desde el Gobierno, usted no va a tomar ninguna decisión sobre Nicolás Petro, el hijo del Presidente, ni sobre el gerente de la campaña de Petro, Ricardo Roa. ¿Qué les dice?

“Las indagaciones penales no están a cargo de la fiscal general de la Nación. Insisto en que las decisiones las toman los fiscales a cargo de los casos, en el marco de su autonomía e independencia. Las investigaciones tienen sus propios tiempos”.

¿Por qué cree que se salió de las manos la relación con el presidente?

“Allí han jugado varios factores, pero pienso que especular al respecto no sirve de mucho. Lo nuestro es mirar hacia adelante. En el marco del respeto institucional y de las competencias de cada organismo, las puertas de la Fiscalía General de la Nación están abiertas. La colaboración armónica entre los poderes públicos es un mandato constitucional”.

¿Debe haber un mensaje más institucional y de moderación de las diferencias?

“Pienso que las diferencias jurídicas e institucionales deben tramitarse por los canales adecuados. El país no necesita más polarización, mucho menos desde las instituciones que tienen un rol en la garantía del derecho de acceso a la justicia, en las ramas Ejecutiva y Judicial. Lo que hay que hacer es trabajar, colaborar y que cada quien haga lo que le corresponde”.

Usted dice que necesitan articularse con entidades del Gobierno para que la persecución del crimen tenga éxito. ¿Cómo va a ser posible esa articulación con lo que estamos viendo hoy?

“Tenemos mesas de trabajo con el Ministerio de Defensa, con la Fuerza Pública y, sobre todo, con la DIJIN y la SIJIN. Esta articulación es necesaria para llegar a los territorios y desarrollar actos urgentes y, sobre todo, para que se ejecuten las órdenes de captura que obtenemos ante los jueces”.

A usted le han endilgado que encubrió a un coordinador del CTI en la Fiscalía que supuestamente tendría relación con el crimen. ¿Qué hizo la Fiscalía contra Francisco Javier Ardila?

“No me puedo referir a indagaciones activas y con actos de investigación en desarrollo”.

En ese caso, la señalan a usted de recibir un informe de dos agentes del CTI de Caldas, en el cual, dicen ellos, le informaron que Francisco Javier Martínez, el ex coordinador del CTI, tendría nexos con el narcotráfico pero que usted no hizo nada…

“No es verdad. Los informes de policía judicial se rinden ante los fiscales a cargo de las noticias criminales, no ante el personal directivo de a entidad. Al respecto ya se han dado las explicaciones del caso. Estoy tranquila porque todo lo hemos hecho de acuerdo con la ley”.

¿En qué va el caso sobre esos agentes de Caldas que la denunciaron a usted?

“Lo que el país conoce: estas personas enfrentan un juicio oral por conductas delictivas relacionadas con la agencia encubierta que desempeñaban. Esto incluye delitos contra la administración de justicia, contra la fe pública y actividades vinculadas al tráfico de estupefacientes”.

¿Qué decir sobre las agresiones a la Corte Suprema para elegir a la próxima fiscal?

“Que son inaceptables. He dicho que mi punto de partida es el carácter provisional de mi encargo y que una interinidad extensa no es conveniente para la buena marcha de la entidad. Pero debe respetarse la integridad, independencia y autonomía de la Corte Suprema de Justicia en el proceso de elección de la nueva fiscal General de la Nación. Eso no tiene discusión”.

Con tanta polémica alrededor de su nombre, ¿en algún momento pensó en no aceptar?

“Para nada. Mi vida profesional se ha limitado a la aplicación objetiva de la ley y el encargo que ejerzo es provisional, lo cumplo por mi compromiso con la justicia como servidora pública. No aceptar hubiese significado la defraudación a ese compromiso y a la trayectoria que me precede dentro de la entidad”.

¿Le parece que a Francisco Barbosa se le fue la mano en figuración?

“Esa es una pregunta subjetiva sobre la que no haré consideraciones. El doctor Francisco Barbosa, sin conocerme y tan solo por la hoja de vida que construí, me brindó la oportunidad de liderar la misionalidad de la Fiscalía General de la Nación y desarrolló un direccionamiento estratégico con visión y sentido de gerencia pública. Le guardo gratitud y de mí no saldrán cuestionamientos hacia él como fiscal, ni como persona, ni como servidor público. Sus resultados están a la vista de todos”.

El fiscal Barbosa prometió que iba a ir a Medellín dos días antes de irse a hacer anuncios en materia de corrupción pero no llegó. ¿Qué pasó?

“No puedo responder por la agenda del señor ex fiscal. Sé que esta siempre ha sido una administración de los territorios. En Medellín tenemos compromisos en el marco de los Consejos de Seguridad con la Alcaldía y la Gobernación y las estrategias para implementarlos ya están en marcha”.

Usted, cuando la cuestionan, hace énfasis en que lleva 30 años en la Fiscalía ¿qué le ha tocado hacer?

“Así es. Han sido más de 30 años de servicio. Empecé como asistente de fiscal en 1993. Luego fui fiscal delegada ante jueces de circuito, coordinadora de la Unidad de Reacción Inmediata de Cali y fiscal delegada ante los jueces especializados allá mismo. En el Valle del Cauca, crecí como profesional y adquirí experiencia en metodologías investigativas, casi siempre en fenómenos criminales de la ruralidad que involucran la persecución de organizaciones criminales.

Ocupé el cargo de directora del CTI en Cali, luego, tuve un encargo como directora Nacional del CTI y directora de la Seccional Cali, y en 2014, fui nombrada directora seccional del Valle del Cauca. En 2017, estuve encargada de la Dirección Nacional de Análisis y Contexto y en junio de ese mismo año fui nombrada directora de la Dirección de Apoyo a la Investigación y Análisis contra la Criminalidad Organizada, dedicada a la caracterización de las estructuras criminales. Luego de todo esto, dirigí la Unidad Especial de Investigación creada por el Acuerdo de Paz con las Farc, por postulación del Comité de Escogencia previsto en ese mismo acuerdo. Finalmente, el 17 de febrero de 2020, fui designada como vicefiscal General de la Nación por el doctor Francisco Barbosa”.

¿Cuál es el mensaje que quiere darle al país en este momento?

“Que seguiremos trabajando y sostendremos el desarrollo de nuestras funciones en materia de investigación, esclarecimiento y judicialización de los delitos, para garantizar el derecho de acceso a la administración de justicia de todos los colombianos. Seguiremos trabajando 24/7 siempre con resultados, en el esclarecimiento de todos los fenómenos delictivos priorizados”.

 

/ELCOLOMBIANO

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más