HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Envenenaron a 4 gatos en el barrio Los Almendros

El envenenamiento de gatos en el barrio Los Almendros tiene en alerta a la comunidad, dado que van cuatro muertos por esta causa y temen que sean más las víctimas de esta acción atroz.

De acuerdo con testimonios de varios habitantes, la modalidad es atraer la atención de los felinos a cambio de un plato de comida, ocultando un ingrediente ‘especial’, el cual sería el detonante para acabar con sus vidas.

Es así como algunos de los residentes indicaron que esta persona estaría agregando un producto químico venenoso en las porciones de alimentos que ofrece a la especie animal, conocido como cianuro, ocultando así las intenciones oscuras de erradicar la población de gatos en esta parte de la ciudad.

Los casos han ocurrido específicamente en la calle 8A del barrio, donde según los residentes, el individuo implicado expresó verbalmente su intención de envenenar a los gatos en esa área.

Ante esta situación, los enlaces y animalistas encargados del Centro de Bienestar Animal rechazaron estos actos de crueldad animal.

´Desde esta administración rechazamos los presuntos actos de crueldad hacia los felinos presentados en el barrio Los Almendros. En conjunto con la Policía Judicial y Ambiental hemos iniciado una investigación para recopilar todas las pruebas y tomar las acciones legales correspondientes”, indicó Lorenzo Bonilla.

De igual forma, hizo un llamado a la comunidad para que denuncie cualquier información relevante sobre estos hechos ante la Fiscalía.

La comunidad teme que esta terrible práctica se extienda a otras zonas, por lo que exigen justicia y medidas contundentes contra quienes perpetran estos actos de violencia contra los animales.

Tanto los defensores de los animales como las autoridades esperan que las investigaciones en curso arrojen resultados pronto y se apliquen las sanciones correspondientes conforme a la ley, y se de con el o los responsables y se erradique esta modalidad contra los animales de Santa Marta.