HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Fiscalía investigará la violencia de protestas contra la Corte Suprema

Tras el bloqueo al que por casi cinco horas estuvieron sometidas las personas que se encontraban al interior del Palacio de Justicia Alfonso Reyes Echandía, la Fiscalía General de la Nación anunció que investigará los hechos.

Se trata de una indagación para comprobar si hubo actos delictivos en medio de las protestas que se dirigieron contra el saliente fiscal general, Francisco Barbosa, y contra la Corte Suprema de Justicia, que hasta ahora no ha escogido a la sucesora de él.

La Sala Plena de la Corte tenía previsto deliberar este jueves sobre quién debe ser nombrada fiscal general, entre Amelia Pérez Parra, Ángela María Buitrago Ruiz y Luz Adriana Camargo Garzón, pero la votación no llego a un resultado certero.

Como ninguna de las candidatas obtuvo dieciséis de veintitrés apoyos, que es la mayoría necesaria para esa elección, la Corte determinó que volverá a intentar votar dentro de dos semanas, el 22 de febrero. La decisión no les gustó a quienes protestaban.

Fuera de la Corte, varios sindicatos, como Fecode, así como el Sena y otro tipo de simpatizantes del gobierno de Gustavo Petro, protestaron para exigirle al alto tribunal que escoja a la próxima fiscal «ya».

Por ello, la rabia aumentó cuando se hizo oficial la falta de humo blanco. Los ánimos se caldearon hasta el punto en que la Policía, encargada de la seguridad del Palacio de Justicia, dispuso que nadie que estuviese al interior pudiese salir.

Asimismo, la orden fue impedir que algún o alguna manifestante entrara con violencia, como casi ocurrió en un momento de la tarde. El Palacio se sentía sitiado y el presidente de la Corte, Gerson Chaverra, calificó a los hechos como un «asedio».

El punto es que las y los magistrados de las altas cortes no podían salir, lo que las llevó a pronunciarse. Lo propio hicieron otras entidades, como la Fiscalía General de la Nación, el órgano judicial cuya jefatura ha causado tanta molestia.

Por medio de un comunicado, el ente acusador afirmó que «rechaza los actos de violencia perpetrados el día de hoy en contra de la Corte Suprema de Justicia, así como las agresiones a servidores públicos, periodistas y a la infraestructura».

Además, hizo un llamado al «respeto pleno» de la autonomía y la independencia de la Corte, que se ve afectado si no se ejerce el derecho a la protesta ciudadana «dentro del marco legal» o usando «los canales democráticos previstos en la Constitución».

En el mismo texto, la institución informó que conformó «un equipo de trabajo compuesto por fiscales e investigadores del Cuerpo Técnico de Investigación», que se dedicará a investigar y luego «ejercer la acción penal frente a los posibles hechos delictivos que se hayan cometido»./Colprensa