HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Venezuela acumula tropas cerca de la frontera con Guyana, a pesar del acuerdo para evitar una escalada

(CNN) — Imágenes satelitales muestran que Venezuela reforzó su presencia militar cerca de la disputada frontera con Guyana, a pesar de que Caracas había dicho que buscaría una vía diplomática para tratar de resolver la histórica disputa territorial con su vecino por el Esequibo.

Las imágenes de Maxar, recopiladas en enero, muestran una expansión de las operaciones en la base militar de la isla Anacoco de Venezuela, en el río Cuyuni, que limita con Guyana, con secciones de selva tropical que se talaron recientemente y otras que fueron arrasadas cuando se captaron las imágenes. Las fotografías también revelan nuevas infraestructuras y varios vehículos blindados presentes en el lugar.

Si bien la pista de aterrizaje parece no tener ningún cambio, se puede ver un helicóptero allí y observa un mejoramiento de las vías de acceso.

Al norte de la base, en el cruce del río Cuyuni que proporciona acceso terrestre al lugar, se ve un pesado ferry fluvial y se han talado grandes extensiones de bosque tropical. A un lado de la carretera se observan grandes reservas de lo que parecen ser materiales de construcción, al igual que tres vehículos blindados.

En enero, Venezuela ya se había jactado de ampliar su presencia militar en la región en videos propagandísticos difundidos en las cuentas de sus redes sociales del ejército, que mostraban excavadoras limpiando terrenos, así como tanques ligeros y vehículos de combate de infantería en movimiento y un helicóptero de transporte militar Mi-17.

“[La ampliación de la base] impulsada por la Brigada Blindada 11 junto con el Cuerpo de Ingenieros del 6° Ejército de Venezuela está mejorando el sistema de respuesta de la FANB en esta importante zona fronteriza con el estado Guayana Esequiba y repeliendo cualquier eventualidad que atente contra la República”, dijo el Ejército de Venezuela en una publicación en X, antes conocido como Twitter.

La expansión de las operaciones venezolanas a lo largo de la frontera en disputa fue reportada por primera vez por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés) con sede en Washington.

El refuerzo militar se produce a pesar de que Venezuela alcanzó un acuerdo con Guyana, el 15 de diciembre, para evitar una escalada e intentar resolver la disputa entre ambos países sin el uso de la fuerza.

En una declaración conjunta, ambas partes acordaron “no amenazarse ni usar la fuerza entre sí en ninguna circunstancia” y “abstenerse, ya sea de palabra o de hecho, de intensificar cualquier conflicto o desacuerdo que surja de cualquier controversia entre ellos”.