HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Los antecedentes de la Corte

A juzgar por los antecedentes en la elección de fiscal general de la Nación y de los resultados de la primera ronda de votación para escoger remplazo de Francisco Barbosa, lo más probable es que la hoy vicefiscal Martha Mancera sea fiscal encargada.

La abogada Mancera es la mano derecha de Barbosa, con quien el presidente Gustavo Petro ha mantenido fuertes choques, y quien representa para el mandatario la punta de lanza del “golpe blando” que supuestamente se urde en su contra desde la Fiscalía. Por tanto, que quede al frente del ente acusador significa una incomodidad para el Gobierno y de ahí su afán de que la Corte Suprema de Justicia agilice la elección de la próxima fiscal de la terna que mandó Petro: Ángela María Buitrago Ruiz, Amelia Pérez Parra y Luz Adriana Camargo.

Muestra de esa premura es que el presidente envió la terna más de seis meses antes de que terminara el periodo constitucional de Barbosa.

Sin embargo, los antecedentes de este siglo en cuanto a esta elección crucial y las movidas al interior de la Corte Suprema indican que, muy a pesar de las pretensiones del Jefe de Estado, Martha Mancera será fiscal general encargada.

No es una novedad que la Corte se tome su tiempo para elegir fiscal. Contrario a la tesis que los sectores más radicales del petrismo sostienen de que los magistrados, prácticamente, tienen que elegir sí o sí antes del 14 de febrero cuando se vaya Francisco Barbosa.

Viviane Morales llegó a la Fiscalía tras 16 meses de interinidad tras la salida de Mario Iguarán y de que la Corte Suprema rechazara la terna que envió el entonces presidente Álvaro Uribe en 2009. Néstor Humberto Martínez llegó a los cuatro meses de que terminara el periodo de Eduardo Montealegre tras ser ternado por Juan Manuel Santos en 2016. Y Francisco Barbosa llegó, ternado por Iván Duque, a los ocho meses de que Martínez renunciara.

Mario Iguarán fue el último fiscal general que empató el inicio de su periodo constitucional, el mismo día que terminaba el de su antecesor, Luis Camilo Osorio. Hasta entonces y desde que se creó la Fiscalía General, los jefes de esa entidad la transición se había hecho como un relojito cada primero de agosto. Desde Gustavo de Greiff Restrepo (1992-1994), Alfonso Valdivieso (1994-1997) y Alfonso Gómez Méndez (1997-2001) hasta Luis Camilo Osorio (2001-2005) e Iguarán (2005-2009).

Por otro lado, está el ambiente en la Sala Plena de la Corte Suprema, en donde hasta la pasada sesión del 25 de enero no había afán de elegir a una de las ternadas. Ese día se realizaron tres rondas de votación en la que ninguna sacó ni la cantidad de votos necesarios, que es el número mágico de 16 votos.

Fuentes enteradas desde la Corte muestran que Amelia Pérez Parra fue a quien mejor le fue, pues sacó más votos que Luz Adriana Camargo y Ángela Buitrago, que no obtuvo votos. Aun así, el que ganó fue el voto en blanco y por eso reprogramaron otra sesión de Sala Plena para este 8 de febrero en la mañana.

Tras esa primera ronda, las abogadas volvieron a tener un espacio de diálogos con los magistrados, pero las cargas parecen seguir divididas entre los togados que se dividen entre quienes no le copian al afán gubernamental y quienes hasta pidieron sesiones extras para elegir rápido.

En ese sentido, sería una sorpresa que quince años después se retome la antigua tradición de que el fiscal que termina salga el mismo día que el que empieza entre y hasta dejaría el tufillo de que la presión en redes y la convocatoria a un plantón contra la Corte surtió efecto. Incluso, que la reunión que tuvo Gustavo Petro con el presidente de la Corte, Gerson Chaverra, fue para insistir en esa presión.

Así las cosas, Martha Mancera quedará a cargo del ente acusador —lo que significaría una derrota política para el mandatario— y su permanencia en el cargo dependería de cuánto tarden los togados en inclinarse por alguna de las candidatas.

Mancera ha sido la “manzana de la discordia” y blanco de denuncias y críticas por los procesos que la involucran en investigaciones por presuntamente beneficiar a narcotraficantes en el Valle. Sin embargo, todas han sido archivadas.

En este contexto, es claro que alrededor de la Fiscalía General de la Nación juegan pulsos políticos y judiciales que tienen sus ojos puestos en esa entidad, que lleva un proceso judicial contra el exdiputado del Atlántico Nicolás Petro Burgos, hijo mayor del presidente, por lavado de activos y enriquecimiento ilícito y contra el expresidente Álvaro Uribe por soborno en actuación penal y fraude procesal.

Lo inédito ahora es que, además ser solo mujeres, las candidatas tienen independencia frente al presidente de la República (lo que podría garantizar que estos y otros procesos sigan su curso normal) y no es una terna de uno, en la que había un amplio favorito que terminaba ganando la elección.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más