HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Con carrotanques, abastecen de agua a los corregimientos

El preciado líquido es llevado a  San José de Las Casitas, y El Salao entre otros.

En el municipio de Remolino, Magdalena, las autoridades locales empezaron a tomar medidas urgentes para abastecer de agua potable a corregimientos como San José de Las Casitas y El Salao.

Tras los efectos del fenómeno de El Niño, las altas temperaturas provocaron la disminución del cauce de la Ciénaga de Buenavista que surte del preciado líquido a varias zonas del municipio.

Los habitantes de la zona rural del municipio de Remolino, están sufriendo cada día más por el impacto de este fenómeno natural que golpea fuerte con la sequía a la ciénaga que ‘acaricia’ a sus corregimientos como lo son: San José de Las Casitas, Santa Rita, San Rafael, Corral Viejo, El Dividivi, El Salao, Martinete. Muchos de estos remolineros se abastecen de esta ciénaga para la pesca, ganadería y demás.

Es por eso que, con el fin de abastecer de agua potable a las comunidades, el alcalde José David Escorcia, en colaboración con el Ejército Nacional, llegó hasta la zona rural con un carro tanque para suministrar el preciado líquido, el cual brilla por su ausencia debido a la calamidad de El Niño que se está presentando en el departamento del Magdalena y en todo el país.

Las personas afectadas expresaron su agradecimiento por la ayuda recibida, y manifestaron la necesidad de más apoyo para combatir las consecuencias del déficit de agua potable en el municipio.

“Agradecemos a las autoridades estas labores que están desarrollando, la verdad necesitamos mucho apoyo, incluso mayor, ya que el déficit de agua continúa y estas soluciones son temporales”, expresó una habitante de San José de Las Casitas.

Es preciso mencionar, que los distintos entes del Magdalena se encuentran trabajando en estrategias para hacerle frente a los incendios forestales y otras emergencias en la región derivadas del fenómeno de El Niño.

Recordemos que, durante un Consejo de Gestión del Riesgo, donde fueron convocados delegados y alcaldes municipales, unidades de socorro –Defensa Civil y Bomberos-, personal administrativo de entidades privadas y la fuerza pública, se declaró la calamidad pública en el departamento.