HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

A 99 ascienden los muertos por los incendios forestales

EMERGENCIA EN CHILE

Los incendios forestales se reactivaron este sábado en Viña del Mar, en la región central chilena de Valparaíso, convertida en un infierno por las llamas que devoran los cerros y dejan varios muertos, zonas evacuadas y un enorme rastro de destrucción.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, anunció este domingo un balance de 99 muertos por los incendios forestales que golpean la región de Valparaíso, en el centro del país, y aseguró que la cifra aumentará significativamente.

«Puedo tristemente confirmar que hay 64 muertos. Esa cifra va a crecer, sabemos que va a crecer significativamente», dijo el mandatario desde Quilpué, zona de cerros poblados en las afueras de Viña del Mar. En Quilpué, a unos 90 km al noroeste de Santiago, el equipo de la AFP ha registrado sectores de casas y automóviles carbonizados, donde el viernes miles de vecinos quedaron horas atrapados en el tráfico tratando de escapar bajo una lluvia de brasas forestales.

El presidente Gabriel Boric sobrevoló en helicóptero la región afectada, con focos de fuego entre 80 y 120 km al noroeste de la capital. «Sabemos que estas (víctimas) irán a ir en aumento», enfatizó el mandatario chileno en su momento, cuando se confirmaban 40 víctimas mortales.

«Después del terremoto del 2010, los incendios forestales en Valparaíso serán la situación de emergencia que más víctimas ha generado en Chile en el último tiempo», dijo en una rueda de prensa la ministra del Interior, Carolina Tohá, quien advirtió de que el número de muertos podría ser «mucho más alto» con el paso de las horas.

Una densa nube de humo se alzaba de nuevo sobre esta zona turística, sometida a las altas temperaturas en pleno verano austral. Las autoridades decretaron toque de queda nocturno a partir de las 21H00 locales (00H00 GMT) y emitieron nuevas alertas de evacuación, si bien aún se desconoce el número exacto de personas que han tenido que salir de sus hogares.

«El toque de queda busca disminuir la presión en materia de abastecimiento, la prioridad es abastecer de combustible a los medios de emergencia», con el apoyo del Ejército chileno, explicó el subsecretario del ministerio del Interior, Manuel Monsalve.

Caminando entre el humo, miles de personas volvieron el sábado en la mañana a sus casas destruidas por los «incendios sin precedentes» que mantienen en emergencia a Viña del Mar, Valparaíso y otras regiones del centro y sur de Chile.

«Esto era un infierno, explosiones. Intenté ayudar al vecino a apagar su auto, mi casa se estaba empezando a quemar por detrás. Era una lluvia de cenizas«, relató a la AFP Rodrigo Pulgar, un chofer que perdió casa en El Olivar, uno de los sectores más arrasados por las llamas el viernes en la tarde.

«Estaremos ahí como gobierno para ayudarlos a levantarse», se limitó a indicar el presidente Boric tras el sobrevuelo. Apoyados por helicópteros y aviones, bomberos y voluntarios que luchan contra las llamas en los cerros de varios puntos del país.

Hasta antes del mediodía del sábado se habían registrado 92 incendios, 40 de ellos ya fueron controlados, mientras brigadas batallan contra 29 focos. El fuego ha consumido unas 43.000 hectáreas en el país.

«La prioridad está en los incendios de la Región de Valparaíso por su cercanía a zonas urbanas, ahí fundamentalmente tenemos varios incendios, pero dos son de mayor preocupación», explicó Tohá.

Fuego entre colinas y mar

Las zonas más afectadas están cerca de las playas del Pacífico, 80 y 120 km al noroeste de Santiago, donde funcionan empresas vitivinícolas, agrícolas y madereras. Durante esta temporada también recibe gran cantidad de turistas. Los fuertes vientos están arrastrando las llamas hacia fábricas de transportes y muebles. El humo negro cubre el cielo a lo largo de varias calles en medio de explosiones que se suceden una tras otra, ante la impotencia de los bomberos, según un equipo de la AFP.

El viernes el gobierno también ordenó el toque de queda en la zona, para facilitar la evacuación de pobladores y el trabajo de los equipos de emergencia. A raíz de la emergencia, el presidente de Chile, Gabriel Boric, decretó el viernes el estado de excepción por catástrofe, para disponer de «todos los recursos necesarios» para sofocar las llamas.

En diciembre de 2022, la misma región de Valparaíso sufrió fuertes incendios forestales, que suelen ser intencionales, y entonces hubo dos fallecidos, según los informes oficiales. El fuego también se propaga rápidamente debido a construcciones en zonas no habilitadas.

‘Sin precedentes’

La alcaldesa de Viña del Mar, Macarena Ripamonti, se mostró sorprendida por la magnitud de los incendios. «Estamos frente a una catástrofe sin precedentes, una situación de esta envergadura no había sucedido en la Región de Valparaíso, son más de cinco focos simultáneos y el sector más perjudicado nuevamente es Viña del Mar», apuntó.

Las rutas a estas playas del Pacífico fueron cerradas el viernes después del mediodía, y varios focos de fuego se expandieron muy rápidamente, quemando zonas pobladas, donde colapsaron las rutas alternativas de miles de personas que intentaban evacuar.

Según un reporte de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), el incendio forestal de mayor magnitud está en la Reserva Lago Peñuelas, al costado de la principal autopista a la zona, que ha quemado más de 8.000 hectáreas. El segundo fuego más importante arde en La Aguada, comuna de La Estrella, Región de O’Higgins, en el centro del país, que ha destruido 4.084 hectáreas.

Una ola de calor con máximos de temperatura agobia estos días al Cono Sur americano, donde el fenómeno climático natural de El Niño se agudiza por el calentamiento global provocado por la actividad humana, según especialistas. Las alertas por persistente calor sofocante rigen desde esta semana y para la próxima en zonas de Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, además de en Chile.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más