HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

El Julio E. que Colombia disfrutó

El periodismo colombiano lamenta la partida de uno de los más grandes exponentes de la profesión, la producción de televisión, la recreación y la caballerosidad.

Julio E. Sánchez Vanegas se nos anticipó y con él un ejercicio ético de cuanto tiene que ver con las comunicaciones en la Colombia que lo admiró, respetó y acompañó desde el mismo momento en que apareció en la pantalla chica para anunciar el ingreso del más completo medio al país.

La radio fue su pasión y participación en las grandes, medianas y pequeñas estaciones que acompañaban a la creciente audiencia, que tenía como única distracción lo que se divulgara a través de las ondas hertzianas.

Siempre se dio el lujo de pasearse por cuanto lugar tenía el mundo para servirle a su cada vez más creciente audiencia. Durante las noches hacía concentrar a todo un país que buscaba parejas y ganaba dinero. Ningún artista de renombre, nacional e internacional se le escapaba.

Las noticias lo apasionaban y lo conducían a crear noticieros radiales y “panoramas” de TV con los más atractivos, novedosos y pegajosos formatos que rompían moldes y electrizaban. Los “rating” lo perseguían, al igual que los anunciantes, que hacían largas “colas”, para ingresar a su mundo.

Quienes tuvimos la fortuna de acompañarlo y formar parte de sus proyectos, encontramos siempre al creativo, al compañero y al amigo. Cuando en los años 70 compró Emisoras Eldorado, conformó un atractivo informativo, que dirigimos el gran reportero político Eduardo Camargo Gámez, el veterano Manuel Prado y el suscrito.

Me correspondió la última parte en los años 77 y 78. “Noticiario Eldorado” se llamó el informativo que llenaba las mañanas, mediodías y noches, alcanzando extraordinaria sintonía. Un día durante nuestros frecuentes almuerzos de El Refugio Alpino para degustar el “cochinillo a la parrilla de Camilo, le propuse que hablara con sus “grandes amigos de tantas emisoras que nos llamaban a solicitarnos noticias, para conformar con ellos una gran cadena informativa. La creatividad de Julio nadie rechazaba. Así que nos fuimos a Telecom, para solicitar tres espacios diarios que nos permitieran conformar una gran cadena radial.

Así nació La Red Jes que alcanzó a enlazar 62 estaciones a lo largo y ancho del país, con las que estrenamos las selecciones de Turbay Ayala el 4 de junio de 1978. Hertz nos patrocinó la transmisión.

La ETB, nos dotó de 20 líneas telefónicas que usaban nuestros reporteros con monedas de 20 centavos, ya que entonces no existían los celulares. La Red Jes y El Noticiario Eldorado, coparon la sintonía durante mucho tiempo.

Con las 20 líneas de la ETB, Julito, el mayor de Julio “El Grande”, quien había terminado brillantemente sus estudios de Producción de TV en Italia, conformó un “DJ”, que se convirtió en el programa musical del momento.

El Noticiario Eldorado continuó por un tiempo más, que lastimosamente se truncó cuando llegaron a comprarle la emisora a Julio. Mucho lo pensó, pero no pudo rechazar la oferta de los equipos de TV que había desplazado la norteamericana ABC, para transmitir unos juegos deportivos en Ecuador.

Julio se hizo a una unidad móvil y equipos de última generación, que fueron el inicio de Producciones Jes, la empresa que mejor calidad ofreció desde entonces.

Paz en su tumba y mi solidaridad para doña Lily, Julio, Jaime, Alberto y Gerardo, su gran y apreciada familia.

*Periodista