HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Analistas estiman que el aumento de déficit fiscal presiona las cuentas del Gobierno

Expertos indican que "se viene un desafío grande que tiene que ser solucionado con recortes al gasto e inversión pública para cumplir regla fiscal"

El Ministerio de Hacienda compartió ayer el Plan Financiero del Gobierno Nacional, con las proyecciones macroeconómicas con las que planeará el uso del presupuesto para este año, dentro de las que se evidencia un alza del déficit fiscal.

Esto, pues, el déficit fiscal de Colombia para este año aumentará de 4,2% del PIB en 2023 a 5,3% en 2024, muy por encima de 4,4% establecido en el Presupuesto General de la Nación. “La regla fiscal nos da ese espacio”, aseguró el ministro Bonilla.

Además, se comentó que este año el gasto total será de $409,68 billones, 16,7 billones menos del gasto proyectado en la Ley de Presupuesto ($426,41 billones).

En cuánto a los ingresos, se destacó que serán menores de los esperados en dicha Ley. Según los cálculos del Gobierno, el ingreso total será $320,34 billones, $32 billones menos de los esperados anteriormente de $352,35 billones.

Supuestos macroeconómicos del Gobierno

Todo esto ha generado ciertas reacciones en analistas, como fue el caso de José Manuel Restrepo, es ministro de Hacienda, y rector de la Universidad IEA, quien a través de su cuenta de X (antes Twitter), respondió al presidente Gustavo Petro frente al panorama de déficit fiscal.

«El déficit fiscal hasta el 2023 efectivamente viene disminuyéndose (siendo un ajuste fiscal de tres años y dos gobiernos) tal como estaba planificado en el marco fiscal del 2022 y gracias a la gestión macro del 2023 y años anteriores», comentó Restrepo.

A su vez, destacó que en el comportamiento del déficit fiscal se ve que lleva tres años cayendo «y solo en 2024 vuelve a aumentar, sin pandemia y sin esas necesidades». También indicó que «el gasto primario viene creciendo en exceso y allí está la razón de fondo de aumentar el déficit fiscal en 2024. Alli puede lograr un ajuste», señaló Restrepo.

El exministro explicó, además, que «se viene un desafío grande que tiene que ser solucionado con recortes al gasto e inversión pública para cumplir regla fiscal».

Por su parte, el presidente de Anif, Jose Ignacio López, dice que «el plan financiero materializa los riesgos que desde Anif y muchos analistas habían anticipado, y era que muchas de las fuentes de ingreso eran inciertas».

Entre ellas, los riesgos de un menor recaudo asociados con «el tema de arbitramiento de litigios, el recaudo menor por la dinámica económica y los temas de la corte constitucional», añadió Lopez, junto a que el Gobierno tenía un año difícil y le tocó tomar una decisión muy compleja.

Dicha decisión es que «frente a un ingreso de $32 billones menor al estimado para 2024, ¿cómo dividir el recorte de gasto y mayor déficit? Finalmente, lo hacen recortando el gasto en 16,7 billones y aumentando el déficit en unos 15,3 billones»

Ahora, según López, «en la medida que aumente el déficit fiscal, lo que vamos a observar es un aumento de deuda importante, por encima del nivel de 55%, de hecho, las cuentas apuntan a una deuda de 57%».

A esto se suma que eso «implica una presión mayor de financiamiento del gobierno en el mercado local», y que «tenemos una deuda que vuelve a aumentar en un contexto donde las tasas de interés local y globalmente todavía son altas, algo que genera una presión de pago de intereses que es la más alta de la que se tenga registro que es 4,5 puntos del PIB».

Por su parte, desde Corficolombiana, el economista jefe, Julio Romero, indicó que «no habrá ajuste fiscal en 2024, a pesar del recorte en gasto, pues parte del déficit se financiará con desembolsos internos de $53,4 billones, esto es $11 billones más de oferta de TES respecto a 2023».