HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Tribunal Superior eligió a sus nuevos dignatarios

Al entregar la presidencia del Tribunal Superior, el magistrado Alberto Rodríguez Akle fue enfático al decir que ha sido fiel a las leyes y a la diosa metafórica que la representa: Temis, cuyo significado etimológico es ley de la naturaleza, líder de la Justicia y de la Equidad.

POR
EDGAR
TATIS GUERRA

El magistrado Alberto Rodríguez Akle culminó su periodo como presidente del Tribunal Superior del distrito de Santa Marta y ayer jueves tomó el juramento a su sucesor el magistrado Roberto Lafaurie Pacheco, quien asumió la conducción de la Corporación  para el periodo comprendido del 1 de febrero al 31 de enero del 2025.

La juramentación del nuevo presidente del Tribunal Superior se cumplió en la sala plena con la asistencia de todos sus miembros, en donde el magistrado Alberto Rodríguez Akle hizo un emotivo discurso ponderando los tres poderes que constituyen una República y las responsabilidades que le corresponde a cada uno de manera autónoma e independiente.

“En mi ansiedad por el conocimiento, con el fin de ser un jurista y un seguidor de la lucha incansable del hombre por la Justicia, tuve la fortuna de descubrir al barón de Montesquieu, emblema de la Ilustración francesa, quién me hizo conocer los tres poderes que constituyen una República. Estos tres poderes son independientes. No deben interferir en las responsabilidades que le corresponde a cada uno. Empero, hay un soberano absoluto que desde tiempos remotos en la Grecia de las inteligencias luminarias, gobernaba como el timón de estos tres poderes: el pueblo. Y ese Soberano Señor no debe ser profanado por la corrupción de ninguno de estos tres poderes, porque naufraga el barco de la Democracia, es decir el gobierno del pueblo”, aseguró el magistrado.

Al entregar la presidencia del Tribunal Superior fue enfático al decir que ha sido fiel a las leyes y a la diosa metafórica que la representa: Temis, cuyo significado etimológico es ley de la naturaleza, líder de la Justicia y de la Equidad.

“En mi vida como abogado he seguido siempre este camino. Nadie, absolutamente nadie, en el imperio de sus desafueros y arbitrariedades puede acusarme de deslealtad a la Ley y a la Justicia. Todas las acciones de mi existencia han estado comandadas por el espíritu de las leyes no como arma para oprimir al prójimo, sino como normas inspiradas en el Derecho Natural, con el único propósito de servir. Toda mi vida se define con este verbo: servir”, aseveró.

El magistrado Rodríguez Akle fue reiterativo al afirmar que el deber de todo juez o magistrado es pregonar el reino de la Ley y de la Justicia, para que la Paz descienda desde lo alto en un carruaje de unicornios azules como cantaba el cubano Silvio Rodríguez, enseñándonos que la amistad es esencia de las sociedades en donde el egoísmo y la ambición son destronados por la fraternidad universal.

“Ojalá ninguno de ustedes descuide al unicornio azul de sus sueños para que no se extravíen en mundos enemigos de la felicidad, la cual es el destino de cada ser viviente… Me despido, suplicando al cielo una lluvia de bendiciones para todos los que me acompañaron con su amistad y con su lealtad. Y concluyó enfatizando con el fuego de mi corazón que aún tengo un sueño: que la República de Colombia sea la madre de todos sus innumerables hijos que como sombras se aferran al encuentro maravilloso de la felicidad. Éxitos para el nuevo presidente del Tribunal Superior en el periodo que inicia, y para los restantes dignatarios de esta Corporación”, puntualizó.

Por su parte el nuevo presidente del Tribunal Superior de Santa Marta, magistrado Roberto Lafaurie Pacheco juró cumplir bien y fielmente la Constitución de Colombia, las leyes de nuestra República y los reglamentos del Tribunal Superior de Santa Marta.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más