HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

NACION-PUBLICIDAD

NACION-Leaderboard1

¿Cómo está el panorama político para retomar la reforma laboral?

Dieciséis fueron los artículos de la Reforma Laboral aprobados en el anterior periodo legislativo y dieciséis son los días que faltan para que inicie uno nuevo con aquellas controversias que vuelven a la arena política.

De los 98 artículos que conforman la iniciativa gubernamental, radicada por segunda vez en el Legislativo, tuvieron luz verde aquellos que amplían el recargo dominical al 100% y los que modifican el inicio de la jornada nocturna, la cual sería a partir de las siete de la noche, especialmente.

Por el momento, los equipos técnicos de los congresistas alistan sus motores para iniciar las reuniones de concertación y analizar las proposiciones que cada día llegan a sus escritorios. Tal es el caso de la representante del Pacto Histórico María Fernanda Carrascal, quien tiene a cargo la ponencia positiva mayoritaria y considera esta como una iniciativa benéfica para el país.

Los otros dos coordinadores ponentes son Camilo Esteban Ávila, de La U, y Hugo Archila, por el Partido Liberal, quienes también comienzan sus respectivos análisis y todas y cada una de las proposiciones debe contar con el aval de los tres.

En el caso de Carrascal, está de acuerdo con un 95% de la ponencia y destaca avances como la ampliación de la licencia de paternidad, en la que hay consensos de diferentes sectores: “No solamente como parte de la bancada de gobierno, sino como la feminista que soy, con la agenda de mujeres que tengo, creo que esto es un avance y nos ayuda muchísimo para ir avanzando en esa reducción de las brechas de género”.

Temas como el trabajo en las plataformas digitales han sido uno de los puntos más álgidos. “Yo estoy del lado de los trabajadores y creo que hay una parte de ese acuerdo que nos conveniente, y es que reconoce la laboralidad del contrato», continuó la representante.

«Cuando usted le pone la posibilidad, supuestamente, al trabajador de que elija cuál es la modalidad de su contrato, pues va a ser como independiente. Entones, no es lo mismo para uno que vive de domicilio que el que vive del día a día”, concluyó Carrascal.

Aduce que este tipo de trabajadores son muy vulnerables, con condiciones de vida muy complejas, y no tienen poder de negociación frente a su empleador. También resalta que esta reforma va muy de la mano con la pensional, pues, si hay más personas en la formalidad del trabajo, más personas estarán en condición de cotizar.

Uno de los principales críticos de la iniciativa gubernamental es el representante por el Centro Democrático Andrés Forero, quien había dicho en su momento que esta “destruye empleo formal, dispara informalidad y promueve conflictividad».

«Desregulan huelgas por razones políticas y asfixian pequeñas y medianas empresas”, insistió. Incluso, recordó que “el Banco de la República ha advertido en anteriores ocasiones que este proyecto puede destruir hasta 450 mil empleos formales”.

A su juicio, es un articulado inconveniente e inoportuno porque pretende aprobarse en momentos de una economía que “está dando señales recesivas». «El último registro del Dane muestra que durante el tercer trimestre (2023) se registró un decrecimiento del 0.3%, y esta situación se puede agudizar si el Gobierno logra aprobar este proyecto en este momento”.

Remarcó que el Gobierno tiene dificultades para probar lo que se denomina el capítulo colectivo, “y es que la ministra por razones políticas está tratando de fortalecer a los sindicatos por encima de los derechos y los intereses de los trabajadores no sindicalizados”.

Precisamente, Forero había radicado una ponencia de archivo «porque consideramos que esta Reforma Laboral del Gobierno nacional es inconveniente e inoportuna. Esta reforma no va a crear nuevos empleos, por el contrario, el Banco de la República plantea que podría destruir 450 mil empleos formales”.

Justamente, en contraposición a tales críticas, el presidente Gustavo Petro dijo en una alocución presidencial decembrina que “la ganancia no se extrae por extender la jornada laboral al máximo, transformar a la trabajadora en un objeto desechable, sin ninguna estabilidad, o sobrexplotar al máximo la fuerza laboral”

Por ello, aseguró el mandatario, “entre más productividad tiene la fuerza laboral, más altos pueden ser sus salarios reales, más rica es la sociedad y más ganancias crecen en el país”. Así las cosas, los representantes tienen una gran tarea para avanzar en la discusión de una de las principales iniciativas del Ejecutivo. El debate se abre nuevamente.

BOGOTÁ, (Colprensa).-