HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Empleados de la ONU habrían participado en secuestros y masacres de Hamás

Varios países han dejado de aportar ayuda a la ONU, mientras se investigan los hechos.

Hasta ahora se conocía poca información sobre la presunta participación de varios empleados de la Agencia para Refugiados Palestinos de ONU (UNRWA), en los ataques de Hamás de 7 de octubre, después de Israel acusara a al menos 12 de sus empleados.

The New York Times reveló que Estados Unidos tiene en su poder un informe detallado de los hechos relacionados con el caso, en el que funcionarios habrían participado de los secuestros y de los asesinatos contra israelíes, en el que murieron unos 1.200 civiles y 200 soldados más, y más de 100 personas fueron llevadas y secuestradas en Gaza.

El expediente decía que oficiales de inteligencia israelíes habían establecido los movimientos de seis de los hombres dentro de Israel el 7 de octubre basándose en sus teléfonos; otros habían sido monitoreados mientras hacían llamadas telefónicas dentro de Gaza durante las cuales, según los israelíes, discutieron su participación en el ataque de Hamas.

Diez de los hombres investigados, según Israel, serían miembros de Hamás, mientras que otro estaría afiliado a la milicia de la Jihad Islámica. Además, siete más serían profesores de la UNRWA, que enseñaban materias como matemáticas y árabes a los niños gazatíes.

Otros dos trabajaron en las escuelas en otras capacidades. Los tres restantes fueron descritos como un empleado, un trabajador social y el encargado del almacén.

En el expediente se detalla una de las acusaciones, la cual revela que un consejero escolar de la región de Kahn Younis, en el sur del enclave costero, habría trabajado junto con su hijo para secuestrar una mujer de Israel.

Otro trabajador social de Nuseirat, en el centro de Gaza, está acusado de ayudar a trasladar el cuerpo de un soldado israelí muerto a Gaza, así como de distribuir municiones y coordinar vehículos el día del ataque.

El viernes, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo estar «horrorizado» por las acusaciones contra los empleados de la UNRWA, pero rogó no cortar la ayuda a la agencia. Ese mismo día, la entidad despidió nueve de los implicados e informó que otros dos ya habían muerto.

La UNRWA se encarga de brindar asistencia a los más de 2 millones de habitantes de Gaza que han tenido que ser desplazados de sus regiones, y a los miles de heridos que han dejado los ataques de Israel, que ya han matado a unos 26.000, según autoridades palestinas y fuentes de la ONU.

A diferencia de otras agencias de la ONU, la UNRWA no cuenta con un fondo económico de contingencias, por lo que los anuncios de varios países como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Alemania, entre otros, se sentirán casi de efecto inmediato.

Guterres añadió que existía la posibilidad de que en febrero la entidad dejara de operar con la misma intensidad en Gaza.

Fuente: Sistema Integrado de Información