HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Billboard-Sociales

Falleció Franco Ospina, el navegante que nos dio orgullo ante el mundo

la hazaña de visitar 28 países durante tres años en una expedición que denominó ‘Caminante del Viento II’, y lo hizo a bordo del velero Tortuga I llevando el mensaje de la preservación del medio ambiente, limpiando y recogiendo de las costas del mar los desechos dañinos.

POR
EDGAR
TATIS GUERRA

A las 3:30 de la tarde de ayer lunes 29 de enero falleció en una clínica de Barranquilla el expedicionario, investigador y navegante Franco Ospina de Armas. Después de permanecer unos 20 días hospitalizado, 7 de ellos en una UCI en la clínica Portoazul de Barranquilla, a causa de una fibrosis pulmonar, Franco luchó y se aferró a la vida, pero finalmente no resistió.

Su deceso deja un vacío enorme entre sus familiares, allegados, amigos y personas quienes le conocieron y admiraron por su ímpetu, don de gente, amor por la fauna marina y gran humanismo.

Sus familiares confirmaron la muerte de su ser querido: Franco Ospina de Armas, quien contaba con 66 años y padecía de una afección respiratoria aguda por lo que debía ayudarse con una bala de oxígeno. “Hoy el mayor de los Capitanes ha soltado el timón y nos deja un vacío terrible a nosotros y a todos los mares”, son algunos de los mensajes que se leen a través de las redes sociales.

“Gracias por permitirme conocerte, mil historias que nos hacían soñar. Gracias Franco por enseñarnos a amar el mar. Gracias por llamarme loca y a todos loco porque supe que eran las cosas ‘mickey mouse’, pero también tomar el mejor vino. Gracias por tanto cariño, extrañaremos las llamadas ‘despertador’, tus travesías serán el mejor legado para tus hijos, nietos, demás generaciones. Descansa en paz. Buen viento y buena mar”, escribió Paola Narváez Uribe, directora ejecutiva de Acodres Magdalena.

Franco Ospina de Armas, también conocido como ‘El Caminante del Viento’, se destacó como un navegante dedicado a la preservación del medio ambiente y a la limpieza de los mares. Heredó de su padre, el capitán Francisco Ospina Navia, el amor por el mar que profesó durante toda su vida adulta. A bordo de velero Tortuga I logró la hazaña de visitar 28 países durante tres años en una expedición que denominó ‘Caminante del Viento II’, para llevar el mensaje de la preservación del medio ambiente, limpiando y recogiendo de las costas del mar los desechos dañinos para el entorno, especialmente los microplásticos.

Su hermano, Juan Carlos Ospina, precisó que la enfermedad que lo llevó a la muerte a sus 66 años, la adquirió producto de un tratamiento al enfermarse en una expedición por el Amazonas. “En una expedición en el Amazonas se enfermó del corazón y le dieron un medicamento que le generó con los años una fibrosis en los pulmones, de eso venía padeciendo”, expresó su hermano.

Recordó con nostalgia y a la vez con alegría que su hermano fue de los pocos nadadores de Santa Marta que mantuvo vigente un récord de natación. Su amor estaba en el mar y la navegación lo llevaron a que en el año 2009 le diera la vuelta al mundo en su propia embarcación que bautizó ‘Caminante del Viento II’.

En su cuenta de Instagran jorgelastra12 se puede leer: “A mis amigos los Ospina. A razón de la partida de mi padre en el año 2016 los Ospina, sus clientes y amigos me abrieron la puerta en el mundo laboral. Entré en su mundo: El Mar. En ese mar, lleno de adversidades como buenos Capitanes, me han enseñado a sortear las adversidades más complejas, con principios, habilidad y honestidad me han enseñado dentro de su barco que: la tripulación es su familia, así lo he sentido y así me lo han demostrado cuando lo he necesitado.

Hoy el mayor de los Capitanes ha soltado el timón y nos deja un vacío terrible a nosotros y a todos los mares. Cruzó el mar dos veces, sacó toneladas de plásticos del mar, esos actos para todas sus hazañas serán pequeños relatos. Siempre era un placer tomarse una botella de vino y escuchar todas sus anécdotas. Te extrañaremos Capitán Ospina. Mi pésame a mis amigos y familia: Los Ospina”.

El cuerpo sin vida de Franco Ospina será traído a Santa Marta en las próximas horas para su velación, aunque aún no se ha confirmado en cuál funeraria estará ni tampoco la hora de su último adiós.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. AceptarLeer más