HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Tras dictamen de la CIJ, se intensifican los bombardeos sobre la franja de Gaza

La alarma se ha centrado en Jan Yunis, la ciudad más grande del sur de Gaza, cuyos dos principales hospitales operan entre bombardeos.

Miles de civiles permanecen atrapados este sábado en la Franja de Gaza por los bombardeos y los combates entre fuerzas israelíes y combatientes de Hamás, un día después de que un tribunal internacional llamara a Israel a evitar actos genocidas.

La alarma se ha centrado en Jan Yunis, la ciudad más grande del sur de Gaza, cuyos dos principales hospitales apenas funcionan en medio del implacable bombardeo y las demandas de miles de necesitados. Según testigos, la localidad volvió a ser blanco de bombardeos nocturnos.

Los ataques se produjeron después de que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya determinase, el viernes, que Israel debe prevenir posibles actos de «genocidio» en su guerra contra Hamás, el movimiento islamista que gobierna en Gaza.

Sin embargo, el tribunal no llamó a poner fin a los combates, pero dijo en su fallo que Israel debe facilitar la asistencia humanitaria «necesitada con urgencia» en el territorio palestino, donde 85% de los cerca de 2,4 millones de habitantes se convirtieron en desplazados internos desde el inicio de la guerra.

«Esta es la primera vez que el mundo le dice a Israel que está fuera de lugar», declaró Maha Yasin, una palestina desplazada de 42 años.

«Lo que Israel nos ha hecho durante cuatro meses no había pasado nunca».

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, tachó el caso de «escandaloso».

La guerra estalló el 7 de octubre, con la incursión de comandos islamistas que provocaron la muerte de unas 1.140 personas, en su mayoría civiles, y secuestraron a cerca de 250 en el sur de Israel, según un balance de la AFP a partir de datos oficiales israelíes.

Las acciones de represalia, con bombardeos incesantes y acciones terrestres en Gaza, dejaron hasta el momento 26.083 muertos, en su mayoría mujeres, niños y adolescentes, según el ministerio de Salud del territorio.

Hospitales colapsados

Los feroces combates entre tropas israelíes y combatientes de Hamás han arreciado durante días alrededor de Jan Yunis, y miles de personas han huido más al sur, a Rafah, una ciudad fronteriza con Egipto.

En el hospital Nasser de Jan Yunis, el más grande de la ciudad, Médicos Sin Fronteras afirmó que la capacidad quirúrgica es «casi inexistente».

«El escaso personal médico que permanece en el hospital debe trabajar con cada vez menos material», lamentó MSF en un comunicado.

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó en la red social X que 350 pacientes y unos 5.000 desplazados por los combates se encuentran en ese hospital, mientras sus inmediaciones se ven asoladas por los combates.

Según Tedros, que pidió un alto el fuego, el hospital Nasser se está «quedando sin alimentos, combustible y suministros».

Y el hospital Al Amal, otra de las pocas instalaciones médicas que quedan operativas en Jan Yunis, está siendo blanco de los tanques, según la Media Luna Roja palestina.

El ejército israelí acusa a Hamás de haber excavado túneles bajo los hospitales de Gaza y de utilizar esos edificios como centros de mando.

Meirav Eilon Shahar, el embajador de Israel ante la ONU en Ginebra, acusó esta semana a la OMS de colusión con Hamás, asegurando que la agencia de Naciones Unidas ignoró las informaciones transmitidas por los israelíes sobre el «uso militar» de los hospitales de Gaza por parte del movimiento palestino.

Tedros, que rechazó la acusación, señaló que ese tipo de «acusaciones falsas» podrían «poner en peligro a nuestro personal, que arriesga su vida para servir a los vulnerables».

Deterioro diplomático

En el frente diplomático, las relaciones de relaciones de Israel con la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) se deterioraron luego de que la entidad afirmara que uno de sus albergues en Jan Yunis fue bombardeado el miércoles. El ataque dejó 13 muertos.

El viernes, la UNRWA indicó que había despedido a «varios» empleados acusados por Israel de participar en los ataques del 7 de octubre. Poco después, Estados Unidos suspendió temporalmente la financiación de esa agencia.

Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá el miércoles para discutir el fallo de la CIJ, anunció la presidencia del consejo.

La Unión Europea pidió la aplicación «inmediata» de la decisión de la CIJ, aunque Estados Unidos -principal aliado de Israel- consideró que el fallo carece de «fundamento».

La CIJ emitió su dictamen en el marco del recurso de emergencia presentado en diciembre por Sudáfrica, argumentando que Israel violó la Convención para la prevención de genocidios, firmada en 1948, después del Holocausto. Sin embargo, un dictamen sobre si se cometió genocidio podría tomar años.

Una fuente de seguridad dijo el viernes a AFP que el jefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense se reunirá con autoridades de Israel, Egipto y Catar «los próximos días en París» para intentar alcanzar un acuerdo de tregua con Hamás.

Una tregua de una semana en noviembre permitió intercambiar rehenes por prisioneros palestinos. Actualmente, según Israel, 104 personas permanecen cautivas en Gaza y 28 habrían muerto.

La guerra generó temores de una propagación del conflicto. Las fuerzas estadounidenses indicaron que atacaron un misil de los rebeldes hutíes en Yemen después de que estos atacaran un petrolero británico en el golfo de Adén.

Fuente: AFP

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más