HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

PAE y Mercados Solidarios para la población vulnerable del Magdalena

Combatir la desnutrición, la deserción escolar y el hambre, que durante décadas padecieron los ciudadanos en el Magdalena por falta de una política pública, programas con sentido social con la intención de dignificarle la vida a los magdalenenses.

Se trata de uno de los proyectos a los que los ciudadanos tuvieron la oportunidad de acceder. En total fueron 9.900 mercados solidarios que se entregaron: 3.000 en el 2021; 6.000 en el 2022; y 900 en el 2023, esto acompañado de la atención en salud y sensibilización de hábitos alimenticios saludables de niños y niñas, madres gestantes y lactantes y adultos mayores en estado de desnutrición de 3.450 familias.

Desde el 2021, cuando nace este programa, fueron invertidos 6.583 millones de pesos para el beneficio de más de 16.400 personas. Cabe destacar que, de los menores de cinco años impactados, el 77.2% superó la desnutrición severa, mientras que el 22.8% restante se mantiene en el proceso y seguimiento.

De igual forma, mejorar el Plan de Alimentación Escolar (PAE) también se convirtió en eje central del Plan de Desarrollo que contempla transformar la manera en cómo los niños, niñas y adolescentes de las sedes educativas oficiales del Departamento recibían las raciones.

En esa línea, fueron 423 mil menores, incluyendo las etnias indígenas, los que se beneficiaron con un PAE digno y de calidad. En el 2020 – 2021, 141.100 menores accedieron a una alimentación Con todos los nutrientes. En la vigencia del 2022 se suministraron 9.148.986 raciones en beneficio de 138.621 niños de escuelas no étnicas y 1.779 de comunidades indígenas. Para el 2023 fueron entregadas 14.146.380 raciones para 141 niños y niñas de los 28 municipios del Departamento.

Este programa de alimentación ahora será universal, porque el logro ante el Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD) Caribe de más recursos por el orden de 48.800 millones de pesos, permitirá para que ningún niño escolarizado de las 787 sedes educativas se quede sin acceder al PAE.

Las estadísticas oficiales dan cuenta de los cambios que obligó el Covid-19 en la economía y en la sociedad misma. La inseguridad alimentaria fue una situación generalizada como un efecto secundario hasta para la pospandemia, ya que se generó un impacto que en Colombia se vio reflejado en pérdidas que varían entre los 4.6 y 59 billones por mes en su duración, representando cifras entre el 0.5% y 6.1% del PIB nacional.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más