HOY DIARIO DEL MAGDALENA
Líder en la región

Paz y seguridad clama la Diócesis samaria

En una Eucaristía celebrada en la Parroquia Nuestra Señora de La Candelaria en el barrio María Eugenia, el Obispo de la Diócesis de Santa Marta, dijo que todos estamos llamados a construir la paz.

En Santa Marta al clamor de que llegue el agua a todos los barrios, se une otra petición: “Paz, Seguridad y que respeten la vida de los jóvenes”, lo anterior debido a las muertes violentas que han surgido en barrios como María Eugenia y zonas aledañas.

Por lo anterior, la Diócesis samaria celebró este miércoles en la mañana una Santa Eucaristía en la Parroquia Nuestra Señora de La Candelaria, en el citado barrio, la cual fue presidida por el señor Obispo, monseñor José Mario Bacci Trespalacios, con la asistencia de varios miembros del clero sacerdotal, con el propósito de llevar consuelo y fortaleza a las familias que han perdido a sus hijos jóvenes por los actos de violencia.

“Con el salmo 24 pidamos al Señor “Que nos conceda abrir las puertas de nuestro corazón para que entre el Rey de la Gloria y de la Paz”. Por ello, se convoca a todos los fieles católicos a orar por la paz y la superación de toda forma de violencia en este sector, en la ciudad y en el departamento del Magdalena.

El señor Obispo de la Diócesis samaria, monseñor José Mario Bacci Trespalacios fue muy claro al entregar su mensaje en esta ceremonia religiosa, destacando que en muchos países, una sola muerte en circunstancias violentas, sería un escándalo, y en el caso de nuestro país o ciudad, tiene que darse el caso de cuatro o más muertes en condiciones violentas en pocos días para despertar nuevamente la preocupación y el interés para que las autoridades garanticen la tranquilidad ciudadana y después se nos olvida lo sucedido.

“Nos ponemos en el corazón de sus familias y su sufrimiento. De tantas cosas y urgencias se nos olvida a nosotros el cáncer corrosivo de la violencia en la sociedad y seguimos seguramente como si nada sucediera”, manifestó el señor Obispo.

De igual forma, indicó que no solamente los homicidios son hechos de violencia, también lo representan los robos en las viviendas y a las personas, lo cual considera que “no podemos dejar pasar otra vez más estos signos de violencia entre nosotros en un silencio cómplice, no podemos continuar así”.

Afirmó que un cristiano que vive por la fuerza del Evangelio que todo lo transforma, un cristiano que vive en el mundo para construir el reino de Dios, no puede conformarse con la violencia, no puede vivirla ni convivir con ella, porque si nos conformamos con la violencia, llegaremos todos a ser víctimas de la misma.

Por eso, su invitación es detener el silencio y el espiral de odio en nuestra sociedad y atrevernos a decirle a los que pueden, a los poderosos, que tienen el poder de cambiar las cosas con acciones, que garanticen la tranquilidad ciudadana que tanto se clama.

“La violencia no está inscrita en nuestro corazón, viene a nosotros y se instala en nosotros cuando no existe oportunidades, iniciativas y posibilidades que permitan al corazón humano construir la paz”, manifestó monseñor José Mario Bacci Trespalacios.

Paz y seguridad clama la Diócesis samaria

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más